IDEAS

La CEA más allá de la Confederación de Empresarios de Andalucía

Especial 40 aniversario de la CEA –

Francisco José Pérez Fresquet

Adjunto al Rector. Universidad Loyola Andalucía

 

Desde aquí quiero unirme a la felicitación del 40º Aniversario de la Confederación de Empresarios en Andalucía. Creo que la CEA ha jugado, juega y jugará un papel determinante en la configuración de la sociedad andaluza. Hay que sentirse orgulloso de la misma y poder ver líneas de acción de cara al futuro. Y seguro que como toda institución humana ha tenido sus luces y sus sombras.

La CEA todos la conocemos como la “casa de los empresarios”. Es el agente social por antonomasia para la defensa de los intereses de las empresas andaluzas. Es el interlocutor frente al resto de agentes sociales y cómo no, frente la Administración Pública en cualquiera de sus posibles configuraciones.

Muchos han visto la CEA como un think tank de las empresas, como un grupo de presión al que solo le preocupa los intereses de sus afiliados, de las empresas. Sin menoscabo de ser cierto lo anterior no es lo único y tampoco hay que verlo con un carácter peyorativo. Solo son las empresas los únicos actores de la sociedad capaz de crear riqueza y empleo de forma sostenida. Necesitamos más, mejores y más dimensión en nuestras empresas andaluzas. La CEA ha tenido un protagonismo, y lo tiene, pues queda mucho camino, de presentar a la sociedad la importancia de las empresas y de los empresarios. Tiene el cometido de hacer que ser empresario sea un orgullo y sea una admiración de la sociedad y, en especial, de los jóvenes para que puedan seguir su estela.

El origen de la CEA evidentemente es la defensa de los intereses económicos de las empresas, pero hemos de reconocer que la CEA ha ido mucho más allá. Han sido a lo largo de nuestra historia unos grandes hacedores y valedores de la “concertación social” que no la ponemos en valor porque la hemos disfrutado. Pero, ¿se imaginan ustedes un desarrollo de Andalucía sin diálogo, sin concertación social?, ¿se imaginan enfrentamientos continuos?, ¿huelgas permanentes?, ¿cierres patronales? La CEA siempre ha mostrado un carácter dialogante, constructivo.

La CEA ha ido evolucionando y, a la vez, dando sentido y realidad a muchas empresas andaluzas que estaban en ese proceso de profesionalización y de visualización ante la sociedad. La CEA siempre ha sido un ayuda para todas las empresas que han necesitado esa ayuda, en el desarrollo de las empresas, en el diálogo con los sindicatos, en el compromiso y entendimiento con la Administración Pública, en definitiva, en ser más y mejor empresa.

Siendo consciente de todo lo que ha aportado la CEA, lo más interesante es cómo mira al futuro: el conjunto de profesionales que están en la CEA, liderados por su presidente, Javier González de Lara, ven el futuro con optimismo y con ganas de construirlo. Ante todo,s los cambios continuos del entorno desde la CEA liderarán nuevos proyectos en materias de gran relevancia para las empresas, su internacionalización, mejorar el desarrollo de todos los factores internos y externos que afectan a las empresas para que puedan crecer y ser sostenibles en el tiempo, ser las empresas partícipes de forma directa y tomando la delantera en el desarrollo de los ODS – Objetivos de Desarrollo Sostenible. La CEA asume la gran tarea de formar nuevos líderes para generar nuevas empresas, empresas para el futuro para construir una sociedad más equilibrada y sostenida en el tiempo. Grandes tareas le quedan a la CEA, por lo que hay que felicitar por los 40 años vividos y los apasionantes años que le quedan a la CEA para ser faro de las empresas y catalizadora de una nueva sociedad. ¡Felicidades!

 

Francisco José Pérez Fresquet Fresquet redonda

Adjunto al Rector

Universidad Loyola Andalucía

 

 

Artículo incluido en el número de marzo de la revista Agenda de la Empresa