EMPRESAS

Sanguino Abogados firma un acuerdo con Ebora para conseguir inversiones de capital asiático en España y Portugal

sanguino abogados evora

Acuerdo de exclusividad

Sanguino Abogados ha firmado un acuerdo de exclusividad con Ebora (con sede en Zúrich), una de las más importantes plataformas de inversión de fondos asiáticos, y que en los últimos años ha invertido más de tres billones de euros en Estados Unidos y Latinoamérica.

El acuerdo obedece a la intención de Ebora de trasladar su foco de inversiones desde el continente americano hacia Europa, para lo cual, le resultaba imprescindible contar con un socio local que localizara las oportunidades de inversión y que garantizase la seguridad jurídica necesaria en la ejecución de las referidas inversiones.

En este caso, ha sido Sanguino Abogados el socio elegido por Ebora, ya que desde el verano de 2018 han venido trabajando conjuntamente de forma exitosa. En virtud de este acuerdo, Ebora, como plataforma de gestión de capitales procedentes Asia, se compromete a aplicar dichos capitales, únicamente a las oportunidades de inversión que le sean ofrecidas por Sanguino Abogados en los territorios de España y Portugal.

Los fondos gestionados por Ebora son institucionales, “se trata de planes de pensiones, estatales o de grandes multinacionales, que buscan inversiones a largo plazo en proyectos seguros”.

El acuerdo ha sido firmado y será coordinado por José María Rodríguez, así como también por José Carlos Romero, socio de Sanguino Málaga. Ambos destacan la importancia que para Sangino Abogados tiene este acuerdo, sobre todo, porque el hecho de que los capitales asiáticos “hayan confiado en nosotros, un despacho boutique, antes que en grandes multinacionales del mundo jurídico, es algo que refuerza nuestro trabajo y nuestro constante esfuerzo por diferenciarnos”.

Sabor andaluz

Aunque las inversiones de estos fondos asiáticos se aplicarán a oportunidades de inversión tanto en toda España como en Portugal, no cabe duda, según indican desde Sanguino Abogados, que “como andaluces que somos, con sedes en Sevilla y Málaga, Andalucía va a ser nuestra prioridad”. Por ello, ya barajan operaciones que tendrán una destacada repercusión en estas ciudades andaluzas, sin olvidar nunca a otras ciudades de esta Comunidad.

El objetivo del fondo de inversión es conseguir operaciones rentables, que sean seguras. Dentro de las líneas de trabajo establecidas en el documento firmado entre Sanguino Abogados y Ebora figuran ya cantidades económicas: para la adquisición de Non Performing Loans (NPL), el fondo asiático destinará 50 millones de euros, ampliables hasta 300 millones. Con estas cantidades económicas se financiarán carteras inmobiliarias compradas por los bancos tras la crisis, que se consideren rentables e interesantes para colocar en el mercado.

Otra de las apuestas del fondo se centra en el sector de las fotovoltaicas y energía eólica. Para este capítulo se van a destinar, en una primera fase, en torno a 1.500 millones de euros durante 2019, que incluso se van a ampliar en breve, porque esta cantidad ya está prácticamente invertida.

Igualmente, se van a destinar algo más de 300 millones de euros a financiar el desarrollo, gestión y ejecución urbanística de las Áreas de Regularización e Integración urbano-Ambiental del T.M. de Chiclana de la Frontera, cuyo objetivo es, en síntesis, dotar a los 16 núcleos de parcelas y viviendas, un total de 16.550 propiedades, de las dotaciones de infraestructuras básicas y servicios que permitan su regularización urbanística.

Pero el capítulo que más ilusiona a Sanguino Abogados es el de la financiación alternativa a las empresas. En este caso, se trataría de financiar, con tramos de deuda, proyectos de crecimiento de empresas consolidadas en sectores, entre otros, como el aeronáutico, el tecnológico, automoción o el agroalimentario, “y ya tenemos peticiones en firme, que estamos estudiando, de empresas y compañías muy conocidas”. “Este formato de financiación resulta sumamente ventajoso para las compañías ya que sin implicar una entrada en el equity, las compañías obtienen fondos con los que financiarse cómodamente y sin más garantías que el propio proyecto”.