IDEAS

La integración del modelo cooperativo en la política municipal

Luis Miguel Jurado. Presidente de FAECTA

El domingo 26 de mayo se celebrarán elecciones municipales para renovar los concejales de los casi 800 ayuntamientos andaluces. Además, a partir de los resultados de estos comicios y mediante elección indirecta, se constituirán las diputaciones provinciales para la legislatura 2019-2023.

Nos encontramos ante un acontecimiento que refrescará el poder más cercano a la ciudadanía; aquél que realiza su acción política de proximidad a la ciudadanía en materia de vivienda, servicios sociales, desarrollo local, seguridad, etc. Hablamos de un cometido que ejerce un papel fundamental en la consolidación y construcción de la democracia y en el desarrollo social y económico local.

Desde FAECTA hemos elaborado un dossier de propuestas de cara al 26 de mayo que recoge una batería de acciones que ponen el acento en la transformación social de nuestros municipios y en la creación de empleo. Llevamos varias décadas trabajando codo con codo con ayuntamientos y entidades que, como nosotros, tienen un compromiso con el progreso económico y social de Andalucía y tras el 26 de mayo seguiremos creando alianzas para dar primacía a un modelo, el cooperativo, que apuesta por colaboración para crear sinergias en el territorio.

Además, me gustaría destacar que las cooperativas están en auge. En el primer trimestre de 2019 se han creado 115 nuevas cooperativas, de las que el 87,8% son cooperativas de trabajo. Estas representan el 71% del empleo creado en el sector. Nuestra valoración es que las cooperativas de trabajo son la fuerza del sector cooperativo, el elemento tractor que hace que este modelo crezca y se consolide como una de las primeras alternativas para los potenciales emprendedores. Los datos señalan que la constitución de cooperativas de trabajo se ha triplicado con respecto al primer trimestre de 2018. A ese escenario se une el hecho de que Andalucía cuenta con una de las leyes más novedosas a nivel mundial en materia cooperativa, un factor clave que hay que aprovechar para ponerlo al servicio de nuestros pueblos y ciudades.

Entre las propuestas que presentamos para el 26 de mayo están situar al cooperativismo y a la Economía Social en el centro de las políticas municipales de los ayuntamientos a partir de la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público. El cooperativismo tiene que estar presente en la práctica municipal, especialmente en el ámbito de la compra pública y la contratación. Los ayuntamientos tienen la capacidad de dirigir la actividad empresarial y respaldar iniciativas de diversa índole adoptando un enfoque cooperativo.

Para ello es fundamental desarrollar acciones formativas que pongan en valor las ventajas de crear una cooperativa de trabajo y su repercusión en la zona, creando puntos de dinamización del cooperativismo en los barrios. También creemos que desde el ámbito local se pueden apoyar otras tipologías empresariales innovadoras y sostenibles como son las cooperativas de viviendas en cesión de uso, el cooperativismo mixto, las cooperativas de impulso empresarial o las cooperativas de servicios públicos.

El cooperativismo es una vía para la creación de empleo estable que los ayuntamientos tienen a su disposición para apoyar el crecimiento económico y mejorar la vida de las personas.  Nuestra meta es crear redes que abran nuevas opciones de inserción laboral tanto en el ámbito urbano como en el rural y, por ello, instamos a los ayuntamientos a hacer una apuesta política y económica por la economía social para mejorar la empleabilidad en sus municipios.

 

Luis Miguel Jurado WEB Luis Miguel Jurado

Presidente de FAECTA

@LuisMi_Jurado

 

Artículo incluido en el número de mayo de la revista Agenda de la Empresa