andalucia

Gobierno andaluz fomentará la economía digital en el medio rural con 17 millones en ayudas

andalucía economía digital medio rural

A través de distintas líneas de incentivos dirigidos a ayuntamientos y operadores de telecomunicaciones

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ha presentado al Consejo de Gobierno un informe en el que se destaca como objetivo el fomento de la economía digital en el medio rural andaluz, a través de distintas líneas de incentivos dirigidos a ayuntamientos y operadores de telecomunicaciones. Estas ayudas, que se convocarán entre septiembre y diciembre, suman casi 17 millones de euros.

Paralelamente, el Gobierno andaluz está desarrollando, además, otras actuaciones para promocionar el emprendimiento en dicho ámbito, impulsar la innovación de las administraciones locales y mejorar las competencias digitales de la población residente.

De acuerdo con el informe presentado por el titular de Economía, de ese montante global, diez millones corresponden al programa ‘Ciudades y Territorios Inteligentes de Andalucía’, una orden de incentivos con la que se pretende ayudar a ayuntamientos y entidades locales andaluzas a implantar proyectos tecnológicos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Esta iniciativa, que se pondrá en marcha en municipios menores de 20.000 habitantes, cuenta con un presupuesto de ocho millones con cargo a FEDER y con una aportación por parte de las entidades locales, estimada en dos millones. La evaluación y concesión de las subvenciones se realizará bajo el régimen de concurrencia competitiva y se otorgarán mediante la modalidad de ayudas en especie.

Los municipios que opten a esta convocatoria no recibirán aportación directa para llevar a cabo las actuaciones, sino que la Junta de Andalucía será la responsable de licitar y ejecutar los proyectos técnicos, además de aportar hasta el 80% de su financiación. Los beneficiarios, ya sean ayuntamientos o agrupaciones de entidades locales, deberán transferir a la Consejería al menos el 20% de la inversión en concepto de financiación propia.

El programa permite a los gobiernos locales ajustar los proyectos a sus objetivos, necesidades y prioridades, para lo cual tendrán que implementar al menos una de las soluciones tecnológicas indicadas en el Libro Blanco AndalucíaSmart, que contribuya a subir su nivel de madurez tecnológica en alguno de los ámbitos indicados en el Libro Blanco. En ese sentido, las ayudas financiarán iniciativas que contemplen enfoques de innovación y de eficiencia en ámbitos como la gestión energética; la movilidad, el tráfico o el parking de vehículos; la gestión digital de los diferentes servicios municipales, servicios y herramientas de participación de la ciudadanía en las políticas municipales; servicios relacionados con el bienestar social, el turismo o la gestión medioambiental.

Las cuantías máximas subvencionables de cada proyecto serán de 300.000 euros en la modalidad individual y de 800.000 euros en las de agrupación.

Casi siete millones para redes de banda ancha ultrarrápidas

Los casi siete millones restantes se destinarán a continuar fomentando el despliegue de las redes de banda ancha ultrarrápida en pequeñas poblaciones y zonas de interés socioeconómico, a través de una segunda convocatoria de incentivos dirigida a operadores de telecomunicaciones para que desarrollen redes capaces de proporcionar 100 Mbps de velocidad de acceso a internet por usuario. Su publicación está prevista también para antes de que finalice 2019.

Desde la liberalización del mercado de las telecomunicaciones, los operadores han ido expandiendo las redes en función de estrategias comerciales y de mercado, lo que provoca que las zonas donde la rentabilidad de sus inversiones es inferior sufran un cierto retraso en la llegada de esta tecnología de nueva generación. De ahí que la Junta de Andalucía haya impulsado esta medida dirigida a corregir dicha situación. Este verano, la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha concedido, gracias la primera convocatoria ya resuelta, casi 2,5 millones, cofinanciados con fondos FEDER, que permitirán actuar sobre 24 espacios productivos y 36 zonas de población en toda Andalucía. Para estas subvenciones se han seleccionado entidades singulares de población de menos de 150 habitantes.

Para favorecer ese despliegue de redes de fibra óptica y servicios de telecomunicaciones, que redundan en una mejor cobertura del entorno rural, la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad tiene en marcha ‘Consulta Teleco’, la oficina de asesoramiento para las administraciones locales andaluzas que pretende agilizar las gestiones administrativas y resolver los aspectos técnicos y legales asociados a este proceso. Esta oficina, que desde su apertura en 2007 hasta la actualidad ha atendido más de 9.000 consultas, proporciona información, soporte y labores de mediación entre operadores, instaladores y personal de los ayuntamientos.

Plan de Emprendimiento

Por otro lado, el Plan General de Emprendimiento de Andalucía que actualmente elabora la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad contará con programas específicos para la economía social y el medio rural. Para ello se establecerá, en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible una clasificación de zonas rurales y grupos poblacionales sobre los que actuar en función de las necesidades que se puedan detectar o de nuevas actividades con potencial que puedan ser promovidos en dichas zonas.

Estas medidas completarán las acciones que ya se están realizando desde la Junta en este contexto, como es el caso de Innycia, para el desarrollo de oportunidades de empleo en las áreas rurales, mejorando con ello las condiciones socioeconómicas de la ciudadanía residente, priorizando el fortalecimiento de los sectores económicos emergentes y fomentando la cultura emprendedora.

El Plan de Emprendimiento de Andalucía definirá todos los recursos y servicios de apoyo que tienen a su disposición las personas interesadas en iniciar una actividad emprendedora y que va a incidir de una manera especial en la creación de startups.