EMPRESAS

Acciona inaugura la autovía sobre el fiordo de Roskilde, en Dinamarca

acciona autovía dinamarca

Proyecto de 133 millones

Acciona, junto con sus socios Besix y Rizanni de Eccher, ha abierto este lunes al tráfico la autovía que atraviesa el fiordo de Roskilde, en Dinamarca.

La inauguración oficial tuvo lugar el 28 de septiembre. El evento, organizado por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes de Dinamarca, estuvo presidido por la princesa heredera del país, ‎Mary Elizabeth Donaldson y, en su honor, se ha rebautizado el puente como “Puente de la Princesa Heredera Mary”.

Las obras de construcción del este puente, que está ubicado en una de las regiones más emblemáticas de Dinamarca y que constituye el primer puente segmentado del país construido desde 1970-, se han llevado a cabo en 34 meses, tres meses antes de lo previsto.

El proyecto, de 133 millones de euros, adjudicado en octubre del 2016 a Acciona y sus dos socios, Besix y Rizanni de Eccher, ha consistido en el diseño y construcción de una autovía de peaje de 8,2 km, de cuatro carriles (dos por cada sentido) en la que destaca un puente de hormigón de 1,36 km de longitud sobre el fiordo de Roskilde, entre las localidades danesas de Marbaekvej y Torslev Hage.

Este puente, -con 15 vanos entre pilas de 83 metros y dos vanos de 57 metros-, ha sido construido mediante la técnica de voladizos sucesivos prefabricados, instalados mediante viga de lanzamiento. La cimentación está formada por 52 pilotes de hasta 50 metros de largo y 2 metros de diámetro. Para su construcción se han utilizado un total de 492 elementos prefabricados mediante el sistema de segmentos conjugados con un peso de alrededor de 100 toneladas, prefabricadas en Polonia por Mostostal (subsidiaria de ACCIONA), y transportado por mar hasta Dinamarca.

Además de este puente sobre el fiordo de Roskilde, la autovía cuenta con once estructuras más pequeñas como puentes, pasos de fauna o ciclovía, además de un kilómetro de muro de contención y una barrera acústica de tres kilómetros.

Trabajadores de más de 20 nacionalidades diferentes han trabajado en este proyecto, que se ha convertido en el primer contrato de Acciona en Dinamarca.