DestacadosECONOMIA

ATA: Nueve comunidades pierden autónomos en lo que llevamos de año

informe-ata-autonomos

Islas Baleares (+10,2%), Andalucía (+1,8%) y Canarias (+1,7%) lideran el crecimiento hasta septiembre

Durante los nueve primeros meses de 2019, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 11.595 autónomos, pasando de los 3.254.663 en diciembre de 2018 a los 3.266.258 en septiembre de 2019. Este crecimiento supuso, en términos relativos, un aumento del 0,4%, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

Así, se trata de un crecimiento cuatro veces inferior al registrado en el mismo periodo de 2018, cuando el RETA sumó 48.992 emprendedores.

Lo que es más, los datos reflejan como en el último año (septiembre 2018-septiembre 2019), sectores clave como son industria o comercio, registran fuertes descensos de autónomos, concretamente -13.913 cotizantes, a pesar de que el conjunto del colectivo creció en 12.588 autónomos. Es también llamativo el crecimiento por sexo: mientras que las mujeres que deciden poner en marcha su negocio aumentaron en el último año en 13.961 personas, los autónomos varones registraron un descenso de 1.373 autónomos.

“Este año, lo vemos en las cifras, se va a crear la mitad del empleo que se creó el año pasado. Y es que lo peor para el empleo está por llegar”, apunta Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Si en 2018 hablábamos de un incremento en España de 402.512 en el empleo, este año se han creado 299.286 empleos, es decir, 103.226 empleos menos, un 25% menos”. “Estamos viendo una desaceleración en el crecimiento del empleo y de la economía. Es necesario poner en marcha medidas que den solución a un panorama nacional e internacional complejo. No se está dando el entorno necesario, la certidumbre ni el clima para favorecer el emprendimiento y la creación de empleo. El panorama socioeconómico está pasando factura al empleo”, señala Amor.

Respecto a la evolución del colectivo en 2019, son ocho las comunidades que suman autónomos en los nueve primeros meses del año frente a nueve que no logran sumar y registran descensos en cuanto al número de cotizantes autónomos a la Seguridad Social.

Islas Baleares (+10,2%), Andalucía (+1,8%) e Islas Canarias (+1,7%) son las comunidades que lideran el crecimiento de autónomos hasta septiembre. Con crecimiento en cuanto al número de autónomos también se sitúan Comunidad Valenciana y Murcia, ambas comunidades con un crecimiento de autónomos del +0,7%, Extremadura (+0,3%), Cantabria (+0,2%) y la Comunidad de Madrid, que logró sumar 70 cotizantes por cuenta propia a la Seguridad Social.

Por el contrario, nueve han sido las comunidades donde las altas no han podido superar al número de bajas producidas y pierden cotizantes autónomos en lo que llevamos de 2019, siendo Aragón (-2,7%) la que lidera dicho descenso de autónomos, seguida no muy lejos por las pérdidas registradas en La Rioja (-1,9%), País Vasco (-1,4%), Navarra (-1,2%), Asturias (-1,1%), Castilla y León (-0,8%), Galicia y Cataluña, ambas con un -0,4% de los trabajadores dados de alta como autónomos y Castilla La Mancha, con 241 autónomos menos que al iniciar el año, lo que el términos relativos supone un descenso del -0,2%.

Al analizar los datos por género, se comprueba cómo el ritmo de crecimiento de las mujeres ha sido superior al de los varones: las mujeres crecieron un 0,7% durante los nueve primeros meses de 2019 y los varones lo hicieron un 0,2%. En términos absolutos, los hombres aumentaron en 3.264 personas y las mujeres lo hicieron en 8.331. Es decir, las mujeres representaron el 71,8% de los nuevos autónomos que cotizan en el RETA en 2019.

En cuanto a los sectores de actividad, cabe destacar que frente al crecimiento registrado en el periodo 11.595 autónomos, sectores tan importantes como el comercio, la industria y la educación pierden autónomos en los nueve primeros meses de 2019, sectores clave en cuento al conjunto del colectivo y que ponen de manifiesto la importancia de tomar medidas en favor del mismo:  concretamente hay 12.931 autónomos del sector industria menos que al iniciar el año, una caída del -5,5% del total, 4.858 autónomos pierde el comercio y 4.461 educación. Actividades financieras y de seguros también se sitúa en negativo, con 302 autónomos menos que en diciembre de 2018.

Frente a esto, el resto de sectores sí que ha visto aumentar el número de trabajadores que deciden poner en marcha una actividad por cuenta propia, siendo hostelería (+11.171 autónomos), construcción (+6.134) y actividades artísticas y de entretenimiento (+3.161) las que en valores absolutos más autónomos suman en lo que llevamos de 2019.