EMPRESAS

La planta Núñez de Balboa de Iberdrola alcanza la punta de más de 1.200 empleos

iberdrola planta extremadura empleo

Ubicada en Extremadura, un 70% son trabajadores extremeños

El proyecto Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en Extremadura, bate récords: es la planta fotovoltaica más grande en Europa en construcción (500 MW) y su ejecución acaba de alcanzar la punta de más de 1.200 empleos trabajando en su construcción. Un 70% de ellos son trabajadores extremeños y, de estos, hasta un total de 150 personas provienen de los municipios que acogen el proyecto: Usagre e Hinojosa del Valle.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura, Olga Garcia, acompañada del director de Renovables de Iberdrola en España, Julio Castro, ha comprobado en una visita a la planta el avance de las obras: en la actualidad, la práctica totalidad de la estructura está hincada en el terreno y ya se encuentran más del 50% de los 1.430.000 paneles fotovoltaicos montados. Asimismo, se encuentra muy avanzada la construcción de la subestación de planta y la de maniobra y se prevé que el montaje electromecánico esté terminado en diciembre.

La complejidad logística del proyecto -el transporte de los componentes principales supone la llegada a obra de unos 3.200 contenedores- están requiriendo de una gran labor de coordinación de las fases de fabricación, transporte y montaje en obra. Asimismo, el diseño de instalación modular simplifica los trabajos de instalación y aporta mayor seguridad.

La planta, que ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas, generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando el compromiso de Iberdrola con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global.

Esta instalación, en la que Iberdrola va a invertir en torno a 300 millones de euros hasta su puesta en marcha, en el primer trimestre de 2020, forma parte del plan de relanzamiento de energías limpias de Iberdrola en España. La iniciativa ha sido promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, en la modalidad de codesarrollo conjunto, con pleno respeto medioambiental y de ordenación del territorio.