IDEAS

Contribuyendo a crear empresas sostenibles

Agustín Ull. Director de certificaciones de calidad en compras de Fullstep

En Fullstep llevamos más de 20 años ayudando a nuestros clientes a optimizar su función de compras. Los altos ratios de excelencia en la gestión de cada proyecto, unidos al conocimiento de la función de compras en diferentes sectores, nos han llevado a ser la consultora líder en nuestro país en este ámbito.

A lo largo de estos años nuestro negocio se ha ido desarrollando sobre tres pilares fundamentales: el de estrategia que abarca todos los servicios propios de consultoría; el de tecnología, con soluciones de digitalización end to end del ciclo integral del gasto; y el de operaciones que incluye servicios como el de BPO o las negociaciones con proveedores.

Sin embargo, en los últimos años hemos ido constatando que cada vez son más las entidades que incluyen la sostenibilidad del negocio dentro de su plan estratégico, y, desde nuestro punto de vista la función de compras es el área clave para impulsar el desarrollo sostenible de las compañías que quieran ser viables en un futuro próximo.

Por todo ello, desde Fullstep trabajamos para ayudar a las empresas a certificarse en la ISO 20400 de compras sostenibles, una norma que llega a nuestro país de la mano de la Asociación de Española de Profesionales de Compras (AERCE) en base a las pautas establecidas por la Federación Mundial de Compras (IFPSM). Para acceder a esta certificación, trazamos un plan de trabajo que permite adaptar los procesos del área de compras a la Agenda 2030 y a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la ONU.

Los plazos de consecución son rápidos, y el cliente cuenta con nuestro asesoramiento, tanto en la parte inicial como posteriormente, si así lo desea, para realizar la revisión anual o renovar esta certificación. Sin duda un proyecto asequible en cuanto a tiempos y costes, que genera grandes beneficios.

Pero si por algo es reseñable la obtención de esta certificación es porque consideramos que es el primer paso para alcanzar una política corporativa realmente responsable con su entorno. Y es que, con la obtención de la ISO 20400, las compañías se ven obligadas a cumplir los objetivos en materia de sostenibilidad que se han marcado desde un principio.

Sin embargo, ésta no es la única ventaja, sino que lleva asociadas muchas otras como: adelantarse al endurecimiento de la legislación que en materia de medio ambiente van a tener que cumplir todas las empresas; genera una alta confianza entre inversores y consumidores, o mejora la relación con los proveedores.

Además, incide en otros aspectos como la innovación gracias a la búsqueda de alternativas para el desarrollo empresarial de las compañías; se garantiza la seguridad en la cadena de suministro; y se gestiona el riesgo para preservar el valor de la marca y su reputación.

Así lo ha entendido el Grupo Cosentino, al que hemos asesorado para convertirse en la primera empresa del mundo en obtener la ISO 20400. Este no es un caso aislado, sino que podemos afirmar que esta iniciativa está teniendo una gran aceptación entre entidades que quieren incluir esta medida dentro de su política de RSC o compliance.

 

Agustín Ull Agustín Ull

Director de certificaciones de calidad en compras de Fullstep