andalucia

Andalucía aprueba decreto ley que agiliza los trámites de proyectos estratégicos

Modifica la Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía (LOTA)

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el decreto ley para el Fomento de Iniciativas Económicas mediante la Agilización y Simplificación Administrativa en la tramitación de Proyectos y su Declaración de Interés Estratégico para Andalucía, con el que se pretende favorecer la inversión privada en la comunidad. También recoge, por un lado, la creación de la Unidad Aceleradora de esta tipología de proyectos empresariales, que se encargará de que su tramitación ante la Administración autonómica se realice con agilidad y eficacia; y por otro, modifica la Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía (LOTA) en algunos aspectos que otorgan seguridad jurídica en el desarrollo de la inversión.

La aprobación de esta figura normativa se ampara en la necesidad de tomar medidas urgentes que eviten los efectos negativos que una nueva crisis pudiera generar en la economía andaluza y favorezcan el desarrollo de la región y la creación de empleo. Por ello se ha modificado la Ley 4/2011 de medidas para potenciar inversiones empresariales de interés estratégico para Andalucía, ya que tras ocho años de aplicación el impacto en la reactivación económica y en la creación de empleo no ha sido el esperado.

El decreto ley tiene como objetivo clarificar y ampliar las categorías de proyectos que pueden ser declarados de interés estratégico, así como simplificar y reducir los trámites y plazos administrativos, con el fin de eliminar trabas que puedan dificultar la inversión, en consonancia con las nuevas directrices marcadas por el actual Ejecutivo andaluz de favorecer el impulso de cualquier actividad económica.

La reforma afecta al procedimiento de declaración de interés estratégico tanto en la fase previa como en el posterior desarrollo de los proyectos.

En la fase inicial se introducen nuevas categorías para acogerse a esta fórmula, dándose prioridad a iniciativas de economía circular, eco innovación o que contribuyan al desarrollo energético sostenible de la región, en consonancia con las exigencias del nuevo paradigma de crecimiento económico. También se incluyen inversiones en materia de atención a la dependencia o de carácter social, así como aquellos proyectos que fomenten la renovación del patrón productivo utilizado hasta el momento en sectores tradicionales mediante la incorporación de innovaciones.

También en esta primera etapa se facilita que proyectos de menor envergadura inversora puedan acogerse a esta consideración, rebajando el importe a 25 millones de euros; y los puestos de trabajo a 50. Además, contempla la posibilidad de que otras iniciativas empresariales que no cumplan con esos mínimos puedan ser analizadas por si pueden contribuir al desarrollo económico y al empleo. Asimismo, esta nueva regulación elimina ambigüedades y simplifica la documentación exigida a los promotores de las iniciativas.

Por otro lado, el decreto ley reduce los trámites que se han de cumplir en todo este proceso, al centralizar en la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad la remisión de las solicitudes, que hasta ahora se presentaban en cada uno de los departamentos de la Junta con competencia en las materias correspondientes. Igualmente, a partir de esta norma, será la Comisión de Política Económica la encargada de iniciar el procedimiento y, además, según establece el texto, tendrá el plazo de un mes para informar y recabar del conjunto de consejerías la valoración inicial del proyecto respecto a su viabilidad administrativa. A su vez, este órgano, tras disponer de toda la información necesaria, remitirá en diez días el informe sobre el proyecto que servirá de base para que la Comisión Delegada para Asuntos Económicas proceda, en su caso, a declarar de interés estratégico para Andalucía la propuesta presentada.

Fase de implantación y Unidad Aceleradora

Una vez que los proyectos son declarados de interés estratégico, la Unidad Aceleradora que se crea con esta normativa se encargará de que la Administración cumpla sus plazos en la emisión de informes y autorizaciones. Dicha unidad impulsará y coordinará las actuaciones de inversión para lograr una tramitación preferente y urgente, estableciéndose, con carácter general, la reducción de los plazos a la mitad.

Esta figura, que quedará adscrita a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, contará con la participación y asistencia de personal experto de las distintas consejerías y entidades instrumentales con competencias sobre los procedimientos que afecten a los proyectos de inversión.

Modificación de la LOTA

Este decreto ley también introduce cambios en la Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía, derogando el artículo 41 y modificando los artículos 38 y 39. De esta forma se le da a la regulación existente una mayor claridad y seguridad jurídica, sobre todo en actuaciones relacionadas con el urbanismo.

Con esta reforma, las inversiones declaradas de interés estratégico podrán tener la consideración de interés autonómico, sin perjuicio de que esa actuación empresarial requiera o no de modificación del planeamiento urbanístico.