andaluciaECONOMIA

El salario medio bruto anual en Andalucía se situó en 14.521 euros en 2018, un 3,4% más

salario andaluces 2018

Unos 474 euros adicionales

El salario medio bruto anual en Andalucía se situó en 14.521 euros en 2018, lo que supuso un 3,4% más, es decir unos 474 euros adicionales, que en el año anterior, de acuerdo con los datos elaborados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, a partir de la Muestra Continua de Vidas Laborales.

Esta cuantía, al ser el importe bruto, incluye además del sueldo, los impuestos y las cotizaciones sociales a cargo del empleado. En términos mensuales, la percepción alcanzó en ese periodo los 1.210 euros, unos 39,5 euros más que en 2017.

Según los datos analizados por el IECA, el 25% de los empleados andaluces  que menos ingresos obtuvo durante 2018 ganó menos de 3.855 euros, frente al 25% que más percibió, con un montante superior a 19.793 euros.

No obstante, lo cobrado de media por los andaluces al año está 4.381 euros por debajo del sueldo nacional, lo que se traduce en 365 euros mensuales menos, teniendo en cuenta que el trabajador del conjunto del país registró en 2018 un montante bruto de 18.902 euros, unos 1.575 euros al mes. Frente a esa media nacional, el 25% de personas que menos cobró alcanzó los 7.071 euros, mientras que el 25% que mejor nómina tuvo elevó la percepción anual hasta los 24.836 euros.

De acuerdo con el análisis realizado por el IECA, los 14.521 euros de media bruta anual se obtienen de las nóminas tanto de los asalariados que estuvieron contratados durante los doce meses de 2018 como de los que mantuvieron una relación laboral inferior a ese periodo temporal. Si se hiciera una proyección a doce meses del salario de todas esas personas, con independencia del tiempo trabajado en 2018 -lo que se denomina el salario equivalente a tiempo completo-, cada uno de estos ocupados percibió de media 21.189 euros brutos, unos 1.765 euros mensuales, lo que equivale a un 2,3% más que en 2017.

Diferencias salariales

En Andalucía, la percepción salarial bruta de los hombres fue un 29,5% superior al de las mujeres, lo que se traduce en 3.702 euros más; de forma que estos ganaron durante 2018 un total de 16.239 euros anuales (1.353 euros mensuales), frente a los 12.537 euros (1.044 euros al mes) que ingresaron ellas. En términos del salario por unidad de tiempo trabajado, la diferencia salarial entre hombres y mujeres baja al 11,5%, es decir 2.292 euros: 22.253 euros anuales (1.854 euros mensuales) frente a 19.961 euros (1.663 euros mensuales).

De acuerdo con esta estadística, el salario crece con la edad. Así, el sueldo bruto anual de los menores de 30 años ascendió en 2018 a 7.559 euros (630 euros mensuales), en cambio, en el segundo tramo, el colectivo formado por empleados de entre 30 y 39 años, la nómina alcanzó los 13.700 (1.141 euros mensuales). La progresión continúa en los andaluces que cuentan con una edad entre los 40 y los 49 años, que acumularon 16.820 euros (1.401 euros mensuales); y los que tienen entre 50 y 59 años, que ingresaron 18.506 euros (1.542 euros mensuales). Por último los que se encuentran en la última etapa de su vida laboral, los que poseen 60 o más años, el sueldo se sitúa en los 18.783 euros (1.565 euros mensuales).

Por sexo, las diferencias salariales son mayores también con el aumento de la edad de los trabajadores.

Asimismo, se observan distintos salarios según el tamaño del municipio. En 2018 el sueldo bruto medio de los doce municipios andaluces de más de 100.000 habitantes fue de 17.980 euros anuales (1.498 euros mensuales), frente a 12.755 euros (1.062 euros mensuales) de media que recibieron los asalariados residentes en el resto de municipios.

Salario y vidas laborales

En cuanto a las relaciones laborales que ha tenido la persona a lo largo del año 2018, el salario bruto anual refleja una gran diferencia entre los andaluces que han trabajado todo el año y las que no (23.261 euros anuales frente a 6.542 euros anuales, respectivamente).

La mayor parte de esta divergencia se debe al distinto número de jornadas trabajadas en el año por cada colectivo. No obstante, en términos del salario equivalente anual a tiempo completo, que elimina el efecto del número de jornadas trabajadas, aunque se han reducido persisten las diferencias (25.253 euros para los que trabajaron todo el año y 17.479 euros para los que no).

Paralelamente, el salario equivalente anual a tiempo completo decrece a medida que aumenta el número de relaciones laborales tenidas en el año (23.692 euros si la persona tuvo un único episodio de ocupación, 18.230 si tuvo más de uno).

En la publicación se incorporan también características relativas a toda la trayectoria laboral de la persona. Así, el salario crece con la antigüedad en la empresa, estableciéndose en 30.084 euros anuales (2.507 euros mensuales) si la persona lleva más de diez años en la empresa, frente a 19.040 euros anuales (1.586 euros mensuales) si la vinculación es inferior a una década.

En cambio, el salario disminuye cuando la persona ha tenido alguna experiencia de desempleo en su vida laboral, de forma que la nómina refleja una percepción de 23.037 euros anuales (1.919 euros mensuales) si nunca ha tenido una experiencia de desempleo, frente a los 20.376 euros anuales (1.698 euros mensuales) si la ha tenido.