IDEAS

Cobre para un mundo más sostenible

Macarena Gutiérrez. Directora General Económico-Financiera de Atlantic Copper

Dentro de unos meses, en Atlantic Copper celebraremos la que sin duda es una de las grandes efemérides que nos ha dejado la historia reciente de Andalucía: el 50 Aniversario de nuestra fundición. Cincuenta años en los que hemos crecido paralelamente con el resto de los sectores de nuestra región, afrontando retos, superando obstáculos e imprimiendo los valores de nuestra tierra a nuestro modo de trabajar. Gracias al esfuerzo de todos y cada uno de nuestros empleados durante dos generaciones, hoy hemos conseguido posicionarnos como una de las empresas líderes de la comunidad, la segunda en volumen de facturación, una posición privilegiada que contribuye a mantener intacta la ilusión con la que comenzamos esta aventura del cobre en 1970.

Ahora, medio siglo después, la historia se escribe desde la necesidad de alcanzar un mundo más sostenible. Cerramos un año en donde el cambio climático ha sido el claro protagonista. La necesidad de transformar nuestros modelos de producción y de consumo han supuesto un giro en la manera en que concebimos el mundo. El viraje hacia la construcción de viviendas ecoeficientes, la fabricación de vehículos eléctricos los alimentos ecológicos, entre otros cambios, sin duda marcarán el devenir de nuestra industria, de nuestra economía y de nuestras relaciones sociales.

“El cambio llega a través de la acción”, decía el novelista Christopher Moore. Desde Atlantic Copper no podríamos estar más de acuerdo con esta afirmación. Por eso, para alcanzar ese cambio hacia una industria más sostenible, hemos puesto todo nuestro empeño en impulsar acciones internas y externas que favorezcan la incorporación de mejores prácticas en este terreno. Para ello, 2019 ha sido un año clave en nuestro desarrollo, en el que hemos liderado proyectos como Red Scope, financiado por la iniciativa europea EIT Raw Materials con el apoyo de Cetaqua, Centro Tecnológico del Agua, y el Instituto Sueco de Investigación Ambiental (IVL), que tiene por objetivo conseguir la máxima recuperación de las aguas empleadas en los procesos de la empresa onubense, de modo que gane en eficiencia y sostenibilidad.

Además, a lo largo de este ejercicio hemos podido participar en ferias nacionales e internacionales, en las que hemos podido volcar el compromiso de la industria metalúrgica con los nuevos paradigmas sociales y medioambientales, reforzando nuestra apuesta por incorporar las mejores técnicas y prácticas en las diferentes fases de los procesos productivos y transformadores. Prueba de ello ha sido nuestra participación en la Cumbre Mundial del Clima (COP25) celebrada en Madrid durante las dos primeras semanas de diciembre, en la que abordaron objetivos como la descarbonización, la transición energética y la electrificación a través del uso responsable de las materias primas.

Gracias a esta responsabilidad, que se ha traducido en una inversión en medioambiente de más de 80 millones en diez años realizadas en el Complejo Metalúrgico de Huelva, Atlantic Copper se ha alzado en 2018, por segundo año consecutivo, con el primer puesto a escala mundial en eficiencia energética por tonelada de cobre producida, según la clasificación elaborada por la consultora especializada Wood Mackenzie. Un dato cuyo máximo valor reside en ser el punto de partida para volver a superarnos, para seguir invirtiendo en acciones que nos permitan seguir siendo un referente en este reto global que es alcanzar una sociedad social, económica y medioambientalmente más sostenible.

 

Macarena Gutiérrez Maca_Gutierrez WEB

Directora General

Económico-Financiera de Atlantic Copper

 

Artículo incluido en el anuario de la revista de enero de Agenda de la Empresa