DestacadosEMPRESAS

Santander obtuvo un beneficio de 6.515 millones en 2019, un 17% menos

banco santander beneficio 2019

Registra un saldo neto de plusvalías y saneamientos de -1.737 millones

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.515 millones de euros en 2019, un 17% menos que en 2018, tras registrar un saldo neto de plusvalías y saneamientos de -1.737 millones.

Los saneamientos tienen que ver principalmente con el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido anunciado el pasado septiembre (-1.491 millones), así como a costes de  reestructuración en varios mercados y otras provisiones. Estos ajustes se vieron compensados por la plusvalía neta de 693 millones obtenida por la operación realizada con el negocio de custodia, cerrada en diciembre de 2019, y otras plusvalías.

El beneficio atribuido ordinario en 2019, es decir, excluido el neto de plusvalías y saneamientos, fue de 8.252 millones, un 2% más (+3% en euros constantes, es decir, sin efecto del tipo de cambio), gracias al mayor número de clientes y al crecimiento de los volúmenes de negocio.

La entidad alcanzó unos ingresos récord superiores a los 49.000 millones, un 2% más (+3% en euros constantes), gracias al fuerte crecimiento de los ingresos de clientes en América, Santander CIB (banca corporativa y de inversión) y Wealth Management & Insurance (banca privada, gestión de activos y seguros). El 95% de esa cifra procede de los ingresos de clientes (margen de intereses más comisiones netas).

La calidad crediticia siguió mejorando en el año: la tasa de mora se redujo en 41 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,32%. El coste del crédito también se mantuvo estable en el 1%. En 2019, el Grupo continuó aumentando sus ratios de capital y obtuvo una generación bruta de capital récord, de 97 puntos básicos, que se vio afectada por impactos regulatorios de 62 puntos básicos. Como resultado, la ratio de capital CET1 aumentó en 35 puntos básicos y se situó en el 11,65% a final de 2019.

Solo en el cuarto trimestre estanco, la entidad obtuvo el mayor beneficio atribuido de su historia, de 2.783 millones (+35% interanual). Excluido el neto de plusvalías y saneamientos trimestral, el beneficio ordinario fue de 2.072 millones en el trimestre, un 2% más (+5% en euros constantes), y el retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario, una métrica clave de rentabilidad, se mantuvo como una de las mejores entre sus comparables en el 11,6% (11,8% para el año completo).

“Confiamos en lograr nuestros objetivos a medio plazo, prevemos un crecimiento medio anual del beneficio por acción de un dígito alto en los próximos tres años al tiempo que seguiremos invirtiendo para el futuro”, ha avanzado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín.

Reparto de dividendo

El consejo de administración de Santander ha decidido proponer a la próxima junta general de accionistas un segundo dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 0,13 euros por acción, de los que 0,10 euros por acción serían en efectivo y 0,03 euros, en el formato de dividendo elección.

Tras el primer dividendo de 0,10 euros por acción pagado el pasado noviembre, el dividendo íntegro con cargo a los resultados de 2019 sería, en caso de aprobarse por la junta general, de 0,23 euros, lo que supone un incremento del dividendo en efectivo por acción de cerca del 3%1 con respecto al de 2018 y dentro del rango anunciado del 40-50% del beneficio ordinario que se dedica al dividendo (payout). La junta general de accionistas de 2020 se convocará tras la próxima reunión del consejo de administración.

El dividendo íntegro con cargo a los resultados de 2018 fue de 0,23 euros (0,195 euros en efectivo y 0,035 en el formato de dividendo elección).