Se registra la destrucción de empleo más pronunciada desde el apogeo de la crisis financiera

La economía del sector servicios de España registró contracciones sin precedentes con respecto a la actividad y los
nuevos pedidos en marzo, ya que muchas empresas se vieron obligadas a cerrar temporalmente o tuvieron dificultades para realizar negocios frente a la pandemia de Covid-19 y las medidas del gobierno decretadas para controlar el brote.

Según señala IHS Markit, ante la disminución de las cargas de trabajo y la “considerable incertidumbre” sobre el futuro, muchas empresas recortaron los gastos operativos siempre que les fue posible, incluso recurriendo a medidas de despido.

“La encuesta de marzo dejó expuesta la escala de la pandemia del Covid-19 y el esfuerzo asociado para contener el brote, ya que las empresas del sector servicios registraron caídas sin precedentes de la actividad, de los nuevos pedidos y de la confianza empresarial. El impacto se centró, como era de esperar, en sectores que dependen del contacto social, como el de Hoteles y Restaurantes” señala Paul Smith, Economics Director de IHS Markit.

Asimismo, subraya que la pandemia “ya está teniendo un impacto adverso significativo en el mercado laboral, y se han registrado pérdidas de empleo a una tasa que solo se superó durante el apogeo de la crisis financiera, ya que
las empresas no tienen muchas más opciones que despedir personal al enfrentarse a una gran agitación económica y social”.

“En estos momentos, tratar de cuantificar la magnitud y duración de la pandemia en términos de caídas en el PIB y el empleo es extremadamente difícil, pero en general existe una alta probabilidad de que la severidad de la recesión en el segundo trimestre supere todo lo que hemos observado durante la fuerte recesión de 2008/2009”, avanza Smith.