Hasta 1.383 euros/m2

El Servicio de Estudios de Tinsa apunta que la caída extrema de las cifras de demanda y la paralización reciente de la actividad promotora conllevará “más que probables ajustes en los precios medios de la vivienda”, que comenzarán a reflejarse en las estadísticas de los próximos meses.

El informe IMIE Mercados Locales de Tinsa del primer trimestre no recoge todavía variaciones de precio causadas por la actual crisis, sino que se enmarca en la coyuntura observada durante los últimos trimestres, y, por tanto, representa la situación del mercado residencial inmediatamente previa al impacto de la emergencia sanitaria en España.

Partiendo de esta premisa, la cifra provisional de la estadística procedente de tasaciones de vivienda nueva y usada refleja que el precio medio en España se incrementó un 2,5% interanual en el primer trimestre del año, hasta 1.383 euros/m2, cifra que representa un aumento del 0,7% respecto al trimestre anterior.

La Comunidad Foral de Navarra registró en el primer trimestre del año el mayor incremento de precios en vivienda nueva y usada, tanto en tasa anual (casi 12%) como trimestral (+4,4%). También La Rioja, Ceuta, Islas Baleares y Cantabria registraron aumentos anuales superiores al 5%.

Por el contrario, la vivienda es ahora más barata que hace 12 meses en las regiones de Galicia, Castilla y León y Asturias. Hasta en nueve Comunidades Autónomas el precio medio se redujo respecto al trimestre previo (4T de 2019), destacando País Vasco y La Rioja con los ajustes inmediatos más significativos, un -2,7% y un -5% intertrimestral, respectivamente.

Los incrementos acumulados más importantes en el precio medio desde mínimos post-crisis corresponden a la Comunidad de Madrid (+46,5%), Cataluña y Navarra (ambas por encima del 30%). La recuperación ha llevado un ritmo más lento en Extremadura y Galicia, donde el incremento de precios desde el mínimo no alcanza un 6%.