Destinando específicamente 23 millones

Liberbank registró en el primer trimestre de 2020 un beneficio de 19 millones de euros, un 7,7% inferior al mismo periodo del año anterior tras multiplicar por 16 los saneamientos, destinando específicamente 23 millones para afrontar el impacto del deterioro macroeconómico por la crisis del coronavirus.

El resultado neto se alcanzó por la actividad comercial bancaria típica, sin aportaciones significativas de resultados atípicos, ni operaciones financieras, al tiempo que consolidó el proceso de reducción de activos improductivos, rebajando la tasa de mora al 3,23%.

En el primer trimestre, Liberbank continuó con el proceso de acelerada reducción de activos ociosos y de mejora de la calidad de los activos, disminuyendo tanto el volumen de dudosos, consolidando la tasa de mora entre las menores del sector, como la cartera de adjudicados.

El volumen de dudosos al cierre del primer trimestre era de 812 millones, lo que supuso una reducción interanual de 263 millones de euros, 24,5%. La tasa de mora se ha situado en el 3,23%, dos puntos básicos menos que al cierre de 2019 y 128 puntos básicos de mejora en los últimos doce meses, consolidando esta ratio de Liberbank entre las
mejores del sector bancario.

Paralelamente, ha continuado el acelerado proceso de reducción de la cartera de adjudicados, que en el último año disminuyó un 27,2% debido a la venta de activos, principalmente en operaciones minoristas, fundamentalmente de suelos (un 61% del total).

Mejora de todos los márgenes

Liberbank cerró el primer trimestre del ejercicio 2020 con una mejora en todos sus márgenes, fruto del dinamismo comercial y la mejora del negocio bancario. En el actual entorno negativo de los tipos de interés, a 31 de marzo de 2020 el margen de intereses alcanzó los 137 millones de euros, con un aumento del 20,1%.

La mejora del margen de intereses recurrente, excluyendo el impacto de 14 millones de intereses moratorios de un litigio, registró una mejora del 7,7%, alcanzando en esos términos homogéneos la cifra más elevada de los últimos años, desde que los tipos oficiales están en negativo.

En tal sentido, el margen de intereses del negocio minorista registró un alza de un 6,2% interanual, debido al continuo crecimiento del saldo vivo del crédito performing y a la gestión de precios. El margen comercial se ha situado en 1,58 puntos porcentuales, al que ha contribuido el hecho de que la rentabilidad de la nueva producción de créditos del 2,2%, sea superior a la del conjunto de la cartera.

La consolidación del margen comercial en torno a 1,6 puntos refleja la capacidad de resiliencia del negocio típico bancario de Liberbank en el entorno de tipos cero.

Paralelamente, los ingresos por comisiones han mantenido su senda de creciente mejora, hasta situarse en el trimestre en 50 millones, un 9,6% superiores a las del año anterior, destacando las vinculadas a los fondos de inversión (un incremento del 25,9%).

Los resultados por operaciones financieras se han mantenido en cifras de escasa cuantía (6 millones), mientras que la partida de otros resultados de explotación (que incluye el impuesto sobre depósitos y la prestación patrimonial por los activos fiscales diferidos monetizables, así como otros ingresos y gastos, recurrentes y no recurrentes) restó 15,3 millones, un 26,9% menos que el año anterior. Con todo, el margen bruto mejoró un 17,8%, hasta situarse en los 177 millones.

Por su parte, los gastos han continuado la senda de reducción, menos 4,3%, con una disminución de los gastos generales de administración del 11,2% y del 0,8% del coste laboral.

El margen de explotación alcanzó los 82 millones, lo que supuso un incremento del 61,1%. El coste del riesgo recurrente se redujo hasta el 0,23%, mejorando las previsiones.