La metodología Agile, aplicada por Atos junto con los equipos B3, es un modelo de gestión dinámica que acorta las fases del proyecto y genera valor constantemente. Se basa en la creación de equipos multidisciplinarios (escuadras) con tarjetas Kaban para definir las prioridades, la toma de decisiones, la autonomía de gestión y las evaluaciones diarias.