Por el momento no se ha alcanzado ningún acuerdo al respecto

CaixaBank y Bankia han confirmado que se encuentran en negociaciones para analizar una fusión entre ambas entidades.

En un documento remitido a a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), desde CaixaBank apuntan que “por el momento” no se ha alcanzado “ningún acuerdo al respecto, más allá de la firma de un acuerdo de confidencialidad para intercambiarse información para valorar la operación, en el seno de una due diligence, contando con asesores para la operación”.

Desde Bankia apuntan que “dado su carácter preliminar, se hace constar que se ha sometido a los órganos de gobierno de Bankia propuesta de inicio de estudio y análisis que permita al Consejo de Administración adoptar la decisión fundada que corresponda, contando para ello con los asesores pertinentes”.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital han informado de que el equipo del FROB está “permanentemente analizando las condiciones de mercado” con el fin de proteger el interés público de la participación en Bankia. “Como es natural, desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital se tiene contacto frecuente con las principales entidades financieras del país”.

Ante la posible operación corporativa, apuntan que, en el caso de que esas conversaciones y estudios concluyan en una propuesta de acuerdo de fusión, “el FROB los analizará con completa objetividad desde la perspectiva de generación de valor y optimización de su capacidad de recuperación de ayudas”.

“Como se ha señalado reiteradamente, el Gobierno tiene una prioridad en relación con Bankia: proteger el interés general de los ciudadanos españoles, maximizar el valor de la participación pública y reforzar la estabilidad financiera del país. Estos son los principios que guiarán cualquier decisión en este ámbito”, avanzan.

Mientras, fuentes del Banco de España destacan que el organismo conoce la intención de los consejos de administración de Caixabank y Bankia de analizar una fusión entre ambas entidades. “El papel de los supervisores es analizar la viabilidad de los proyectos de fusión que se presenten. Como se ha manifestado en varias ocasiones, el supervisor quiere recalcar que las operaciones corporativas son responsabilidad de los equipos gestores”.

“Si las negociaciones fructifican, el Banco de España analizará la operación en el marco de los equipos de supervisión conjunta del Mecanismo Único de Supervisión”, indica.