El apoyo fiscal debería mantenerse hasta que la recuperación se encuentre “firmemente encarrilada”

La pandemia global ha afectado “profundamente” a la población y a la economía de España, destacan los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en las conclusiones de su revisión anual de la economía española, alertando de que “en medio de una segunda oleada de infecciones, el incipiente repunte económico corre peligro”.

“La evolución de la pandemia y las correspondientes medidas públicas configurarán las perspectivas económicas” avanzan, calificando como “crítico asegurar la efectividad de las nuevas medidas de contención y la preparación del sistema sanitario para poder hacer frente a nuevos brotes, así como para adquirir y distribuir una vacuna cuando esté disponible”.

Para los técnicos del organismo, la continuidad de las medidas de mantenimiento de rentas y apoyo a la liquidez, de manera focalizada y flexible, “resulta crucial”. “El apoyo fiscal debería mantenerse hasta que la recuperación se encuentre firmemente encarrilada”, avanzan.

“Al mismo tiempo -apuntan-, las medidas de política económica deberían dirigirse a limitar los daños para la economía a largo plazo y a facilitar la reasignación de recursos hacia sectores en expansión, proporcionando así mismo una robusta red de seguridad en el ámbito social”.

El documento también indica que el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia europeo “puede representar un importante estímulo para la demanda, apoyar la creación de empleo, limitar las cicatrices resultantes de la crisis y catalizar actividades más ecológicas y más digitales. La eficiencia en la coordinación, la ejecución y la supervisión de los planes será fundamental”.

Sin embargo, resalta que “las políticas económicas nacionales deben afrontar los obstáculos estructurales que llevan largo tiempo lastrando el empleo, las rentas y el crecimiento de la productividad”. “Abordar la dualidad del mercado laboral será crucial para una economía más inclusiva”, revelan.