Fragmento de Otoño. Poema de Mario Benedetti

Aprovechemos el otoño

antes de que el invierno nos escombre

entremos a codazos en la franja del sol

y admiremos a los pájaros que emigran

Pues comentemos un dato de este otoño de 2020: la pensión máxima en España es de 2.659 euros al mes en 14 pagas, lo equivalente a 37.226 euros al año. Equivale a una pensión anual neta al año aproximada de 28.000 euros, o bien, catorce pagas de 2.000 euros netos al mes. Esto significa que hay un techo y el Estado no va a pagar más de esa cantidad. Si, en tu caso particular, tienes una renta anual neta superior a esa cantidad ya sabes que tu nivel de vida en el momento de la jubilación podría verse mermado, ya que si ingresas un neto hoy de 3.000 euros al mes, por ejemplo, un jubilado hoy tendría 1.000 euros menos de renta neta al mes y podría hacer cambiar su tipo de vida habitual. Ahora te pregunto: ¿conoces personas que estén cobrando la pensión máxima?

Y vuelvo a preguntar: ¿conoces personas que tengan un salario anual superior a los 37.000 euros? ¿Cuántas personas son? ¿Qué edad tienen? ¿Son jóvenes? El por qué me surgen estos interrogantes es el siguiente: quienes pagan las pensiones de los actuales jubilados son los trabajadores de hoy. Lo pagan con sus cotizaciones a la Seguridad Social que es un porcentaje en función de su salario. Las pensiones de los años próximos las pagarán los trabajadores de los años próximos. En este otoño el sistema es deficitario, es decir, no hay suficientes ingresos por cotizaciones para poder hacer frente a la paga de las pensiones. Así es cómo funciona el Sistema Público de Pensiones en España.

¿Y cómo será el otoño de 2030? ¿Y el otoño de 2040? ¿Y el otoño de mi jubilación? Pues quizás no te pueda dar una respuesta exacta. Lo cierto es que la realidad de hoy nos puede hacer tomar conciencia y ayudar a tomar decisiones para tu futuro. Hemos de añadir que cada año nuestra esperanza de vida aumenta y desciende la tasa de natalidad, es decir, tenemos una población cada vez más envejecida. Es importante que esta información la procesemos de una forma adecuada para poder visualizar el largo plazo pues te ayudará a dar valor a tu cuota de ahorro, la tuya, y que sea independiente a la que el Estado pueda proporcionarnos el día que nos jubilemos.

La sostenibilidad financiera del Sistema de Pensiones obligará a realizar cambios en la edad de jubilación, el número de años de cotización, la fórmula de cálculo, entre otros, y todo apunta a que será menor la cantidad a percibir por los futuros jubilados. Es como si el Estado fuese un árbol que aunque se caigan sus hojas en otoño, siempre sigue ahí, pero hay que cuidarle.

Ahorrar para la jubilación nos cuesta, no nos gusta pensar que somos mayores, preferimos el presente y planificar las necesidades futuras requiere esfuerzo. Sin embargo, para un planificador financiero es obligatorio tratarlo y establecer una estrategia conjunta: el día a día, el colchón de seguridad, el medio plazo, la protección, la financiación, la inversión, la fiscalidad, la herencia, por ejemplo. Todo ello basado en las necesidades y objetivos de la unidad familiar. Te ayuda a disponer de información adecuada, visualizara el largo plazo y tomar acción. Es seguridad y tranquilidad.

Te invito a que vayas acompañado por profesionales en la toma de decisiones y qué hacer con tu jubilación. Espero haberte podido “calentar el corazón, aunque sea a ratos…” como proseguía el poema de Benedetti y aproveches el otoño.

 

Juan Francisco Martín BáñezWEB Juan Francisco Martín Báñez

European Financial Advisor (EFA)

LinkedIn: Franciscomartinbañez

 

Artículo incluido en la edición de octubre de Agenda de la Empresa