Volkswagen logró un beneficio neto atribuido de 1.382 millones hasta septiembre, un 87% menos, debido al impacto de la pandemia del COVID-19 en las ventas.