La entidad ganó 1.141 millones en el tercer trimestre, mejor resultado trimestral del año

El BBVA registró unas pérdidas de 15 millones de euros en los nueve primeros meses del año, incluyendo el deterioro del fondo de comercio de EE. UU. registrado en el primer trimestre (-2.084 millones de euros.

Sin embargo, la entidad ganó 1.141 millones en el tercer trimestre de 2020, el mejor resultado trimestral del año, que supera “con creces” al registrado en el segundo trimestre (+79,5% a tipos de cambio corrientes, +83,4% en constantes). Frente al mismo periodo de un año antes, es un 6,8% menor (+4,1% en euros constantes).

“El beneficio del tercer trimestre crece con fuerza frente a los trimestres anteriores. Esta buena evolución es resultado de la fortaleza de nuestros ingresos recurrentes, el excelente control de gastos y los menores saneamientos, gracias al significativo esfuerzo de anticipación de provisiones de la primera parte del año”, ha señalado Onur Genç, consejero delegado de BBVA.

A tipos de cambio constantes, el margen de intereses avanzó un 5,5% interanual en el tercer trimestre (+4,9% frente al trimestre anterior), hasta 4.109 millones. En los nueve primeros meses del año, esta línea de la cuenta alcanzó 12.763 millones, un 4,7% más que en el mismo periodo de 2019. Las comisiones netas registraron un descenso interanual del 0,8% en el tercer trimestre (+12,9% frente a los tres meses previos), hasta 1.143 millones. Entre enero y septiembre, esta partida de ingresos fue de 3.444 millones (-1,3% interanual).

El margen bruto ascendió a 5.663 millones en el tercer trimestre, lo que supone un avance interanual del 5% (+6,2% frente al segundo trimestre). Entre enero y septiembre, registró un alza del 7,4%, hasta 17.708 millones.

BBVA destaca la “resistencia” del margen neto, que continuó creciendo a doble dígito, con un avance interanual en el trimestre del 13,5%, hasta 3.093 millones. Entre enero y septiembre esta cifra se elevó a 9.626 millones, con un crecimiento del 17,3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

En cuanto a balance y actividad, la cifra bruta de préstamos y anticipos a la clientela se situó en septiembre en 379.018 millones, un 4,2% por encima del cierre del año anterior. En la comparativa con respecto a diciembre de 2019, la cartera de empresas aún sigue mostrando un ligero crecimiento, aunque significativamente por debajo del registrado en el primer semestre, donde las compañías hicieron acopio masivo de liquidez a través de los diferentes programas de apoyo impulsados por los gobiernos en las distintas áreas geográficas. Los recursos de clientes aumentaron un 8,7% entre enero y septiembre, hasta 495.171 millones, impulsados por los depósitos a la vista.