Algunos de los beneficios más destacables de la certificación están ligados a que se trata de un esquema de certificación global basado en una referencia internacional de la sostenibilidad, a los compromisos que se adquieren y trasladan a  las partes interesadas y a la integrabilidad de este modelo con otros reportes internacionales.

Para ello, la compañía ha establecido una estrategia de sostenibilidad alineada con los ODS, implicando a todos los actores de la cadena agroalimentaria, agricultores, empleados, clientes y socios, para conseguir entre todos con sus acciones, un desarrollo sostenible del entorno.