Dentro del acuerdo, además, ampliarán sus planes para la construcción de un proyecto solar en Sicilia

La alemana STEAG Solar Energy Solutions GmbH (SENS), empresa del sector de las energías renovables, y KGAL, gestor independiente de inversiones y activos, han intensificado su colaboración para el desarrollo, diseño y construcción de dos nuevos parques fotovoltaicos en emplazamientos cercanos a las ciudades de Granada y Almería. Dentro del acuerdo, además, ampliarán sus planes para la construcción de un proyecto solar en Sicilia.

Llevados a cabo por encargo de KGAL Investment Management GmbH & Co. KG, los nuevos parques solares de Granada y Almería, que se levantarán en 2021, alcanzarán una potencia total de 40 MWp. “Estamos encantados con nuestra colaboración y compromiso. Precisamente, en vista de las condiciones actuales generadas por el coronavirus, SENS representa la opción recomendada para llevar a cabo más proyectos en común, dada su elevada orientación a las soluciones”, se felicita Matej Lednicky, responsable de la gestión de transacciones (Head of Transaction Management) de KGAL.

El desarrollo e implementación de ambos proyectos recae en la filial en el país STEAG Solar Energy Solutions Ibérica, con sede en Madrid y Sevilla. “Al igual que en proyectos semejantes, SENS ha vuelto a idear para KGAL un paquete todo incluido, que contempla desde el desarrollo hasta la entrega llave en mano”, resume André Kremer, gerente de SENS. Por último, también asume la explotación y el mantenimiento de la planta. Estos parques situados en Andalucía producirán anualmente hasta 84 gigavatios-hora (GWh) de energía renovable.

Con el nuevo proyecto en España, SENS da un paso más para alcanzar la meta de los 500 MW de potencia instalada en el mercado fotovoltaico español. “A raíz del excepcional desarrollo experimentado en los últimos meses, hemos llegado antes de lo previsto a esta magnitud y, por lo tanto, afortunadamente podremos corregir sustancialmente al alza nuestro objetivo”, comenta André Kremer acerca de los ambiciosos planes de futuro de la empresa. “De aquí a 2023, solo en Italia y España vamos a superar, según todas las previsiones, la marca de los 2 GWp”.

El proyecto ampliado de Sicilia ahorrará medio millón de toneladas de CO2 al año

Puestos en fila, unos detrás de otros, todos los módulos solares que SENS está a punto de instalar en España e Italia, cubrirían los 3.520 kilómetros de distancia que separan Sevilla, en el sur de España, de la ciudad de Palermo, en el norte de Italia. Al gran proyecto de Sicilia, que en un inicio debía generar una potencia total de 440 MWp, se le añaden ahora más de 250 MWp tras la ampliación del encargo aprobada por KGAL. De este modo, la planta alcanzará en un futuro una potencia instalada de casi 700 MWp.

“Esta capacidad se corresponde con la de una gran central eléctrica convencional. La planta suministrará más de 1400 gigavatios-hora (GWh) al año a la red”, comenta André Kremer. SENS Italia, la filial italiana de la compañía energética, actuará por encargo de KGAL como desarrollador del proyecto, EPCista y proveedor de servicios, en el marco del proyecto, afianzando así su posición en el sector italiano de la fotovoltaica, que desde hace muchos años representa un importante mercado objetivo para los expertos en fotovoltaica con sede en Würzburg (Baviera). “Valoramos enormemente nuestra colaboración con KGAL a todos los niveles. Pragmatismo, rapidez y orientación a las soluciones, son rasgos que nos caracterizan, sin duda”, según palabras de Kremer.

El inicio de obra está previsto para el tercer trimestre de 2021; en la actualidad, se encuentran en marcha los trabajos de planificación y estudios previos del terreno así como la compra de módulos o los inversores de potencia: en este proyecto, definitivamente, se piensa a gran escala. Lo mismo es aplicable en cuanto a ahorro de emisiones de CO2: la planta propiciará en el futuro un descomunal ahorro de 560.000 toneladas de este dañino gas de efecto invernadero, lo que supone aproximadamente la compensación del volumen anual medio de emisiones de CO2 que generan los despegues y aterrizajes del aeropuerto de Múnich.