Crean un vehículo pionero de coinversión

Iberdrola y MAPFRE estrechan su colaboración en el ámbito energético con la firma de una alianza estratégica para invertir conjuntamente en energías renovables en España.

Para ello, han creado un vehículo pionero de coinversión entre una energética y una compañía aseguradora, que contará con 230 MW en proyectos verdes -tanto eólicos como fotovoltaicos-de la cartera de activos de la energética. El acuerdo prevé la incorporación de otros activos operativos, así como nuevos proyectos de desarrollo de energías renovables de la cartera de la energética, hasta alcanzar los 1.000 MW.

El vehículo estará participado en un 80% por MAPFRE, mientras que Iberdrola mantendrá el 20% y, además, se encargará de la promoción, construcción y mantenimiento de los parques eólicos.

Los 100 MW en activos operativos se ubican en Castilla y León, distribuidos en dos parques eólicos, en Soria y Burgos. Los 130 MW fotovoltaicos se encuentran en fase de desarrollo en Castilla-La Mancha, en la provincia de Guadalajara, y su puesta en marcha está prevista durante el tercer trimestre de 2022.

La alianza permite combinar la fortaleza y capacidades de dos compañías líderes, comprometidas con la transición energética y la economía verde como vía para la recuperación de la industria y el empleo, así como para la transformación del tejido industrial del país. Iberdrola incorpora a un socio en el desarrollo de su plan de crecimiento renovable en el país y en su estrategia de rotación de activos, mientras que MAPFRE refuerza su apuesta por las inversiones sostenibles en España con un líder mundial en renovables.

El Grupo asegurador ha materializado, hasta ahora, todas estas inversiones en activos alternativos a través de fondos, tanto inmobiliarios, de infraestructuras o de capital privado. A finales del año pasado, el Grupo realizó el primer cierre de su primer fondo de infraestructuras, por importe de 300 millones de euros, que lanzó junto a Abante para invertir en fondos de Macquarie Infrastructure and Real Assets (MIRA), el mayor grupo de infraestructuras del mundo.

Para Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, “la alianza muestra la necesidad de trabajar conjuntamente, con compromisos y hechos, para liderar la transición hacia una economía baja en carbono, motor de la reindustrialización y la creación de empleo en nuestro país. Una estrategia para actuar con urgencia, promovida además por la Unión Europea y organismos como la Agencia Internacional de la Energía. En MAPFRE hemos encontrado un aliado óptimo para impulsar inversiones y proyectos en tecnologías de futuro, que nos permitan construir una economía más fuerte, competitiva y sostenible para todos”.

Por su parte, Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, ha señalado que “esta alianza entre líderes nos permite crecer juntos y, en nuestro caso, continuar diversificando nuestra cartera en un entorno de bajos tipos de interés, y cumplir con nuestro objetivo de potenciar las inversiones de impacto positivo medioambiental. A su vez, seguimos por esta vía con nuestra apuesta por la eficiencia energética como instrumento de crecimiento verde basado en una economía baja en carbono”.