EMPRESAS

Órgano de autorregulación de periodistas, editores y medios

 Con la Fundación para la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE “los periodistas construimos futuro en tiempos especialmente complicados y damos un paso al frente en la actual crisis de valores” ha asegurado Elsa González en rueda de prensa

  “Hoy la FAPE da un paso importante para la democracia de nuestro país, porque apostar por la ética en el periodismo significa credibilidad, y el crédito es futuro para los periodistas y para los medios, pero es algo más y fundamental: calidad en la información, que es la mejor aportación al ciudadano”. Con estas palabras ha presentado Elsa González, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Fundación para la Comisión de Quejas y Deontología de la Federación un órgano cuyo objetivo fundamental es la autorregulación del ejercicio profesional, desde la responsabilidad de los propios periodistas y sus organizaciones profesionales.

Foto de familia de la Comisión de Quejas y Deontología con la presidenta de la FAPE

En su constitución, hace ahora un año, se han sumado a la FAPE la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), la Asociación de la Prensa de Guadalajara (APG) y la Asociación de Periodistas de Información Económica, y hasta el momento se han adscrito a ella Servimedia, Europa Press, la Agencia EFE, 20 Minutos, Prisa (El País, Cinco Días, As, Cadena SER y sus webs),  Lainformacion.com, Unidad Editorial (El Mundo, Marca, Telva y sus webs), lainformacion.com, la totalidad de los medios de Jaén, Galipress S.L. (editora de Tododeporte Coruña), Noticias de la Rioja, El Progreso de Lugo, El Adelantado de Segovia y elacueducto.com. El compromiso de todos ellos no es otro que “aceptar el código deontológico de la FAPE y publicar las resoluciones que afectan al medio implicado, aunque sean negativas”, ha explicado la presidenta de la FAPE, quien ha señalado la respuesta “muy favorable” que está teniendo esta iniciativa por parte de los medios y grupos de comunicación españoles.

“Construimos futuro en tiempos especialmente complicados para la profesión, pero, sin duda, el gran beneficio será para la sociedad, para los ciudadanos que observan  cómo algunas instituciones públicas, órganos del Estado, etcétera, pierden peso específico, dejan de ser referencia ética”, ha asegurado González.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Quejas y Deontología, Manuel Núñez Encabo, autor del Código Deontológico europeo, coincidió con la presidenta de la FAPE en que la presentación de la Fundación “es una buena noticia no sólo para los periodistas, sino también para los ciudadanos y es, además, en los tiempos que vivimos, casi la única noticia buena del día”, y calificó al órgano autorregulador como “un compromiso nuevo, la ampliación del que ya tenían los periodistas a los editores y empresas informativas”.

Núñez Encabo ha subrayado que “este es el modelo de periodismo existente en Europa. La Comisión de Quejas de la FAPE está a la altura de la de Alemania o de los países del norte de Europa” y ha asegurado que, “frente a la judicialización del periodismo, que significa una amenaza para la libertad de prensa, está el modelo de la autorregulación”.

En el acto también ha intervenido Fernando González Urbaneja, ex presidente de la FAPE  e impulsor de la Comisión de Quejas, quien ha recordado los orígenes de la misma, en 1993, asegurando que “la Fundación que hoy se presenta  tiene que encargarse de echarle carbón a la Comisión, de hacerse con todos los medios posibles para que pueda funcionar”.

 

Foto: FAPE