EMPRESAS

Cyclus ID reutiliza vertidos con carga contaminante

La empresa sevillana Cyclus ID ha desarrollado, a través de un proyecto de I+D+i financiado por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y la Agencia IDEA (Junta de Andalucía), un sistema de depuración de aguas con alta carga contaminante mediante electro-oxidación avanzada, que supone un ahorro de costes de entre el 20 y 25% frente a otros sistemas y permite Planta piloto de Cyclus IDtratar vertidos que no pueden ser depurados con otras tecnologías tradicionales como las físico-químicas o las biológicas.

El sistema, denominado Nanocy cleox, puede depurar lixiviados (restos líquidos) de vertederos de basura o vertidos de industrias de detergentes o químicas y obtiene de ellos un agua de alta calidad que permite su reutilización en el propio proceso industrial o su utilización como agua de riego de zonas verdes, riego de pilas de compostajes, etc. En el proyecto, ha participado el grupo de investigación de Materiales Biomiméticos y Multifuncionales de la Universidad de Sevilla y la Universidad de Barcelona.

La tecnología consiste en una electrooxidación avanzada que combina catalizadores, luz ultravioleta y oxidantes químicos (reactivos fenton) en función del nivel de contaminación del vertido, al que somete a un tratamiento posterior de nanofiltración con membranas. Las membranas utilizadas son de bajo coste, ya que tienen origen vegetal, por ejemplo un trozo de madera sometido a tratamientos pirolíticos.

Además del ahorro de costes de entre el 20 y el 25% frente a otros sistemas, las principales ventajas de la tecnología desarrollada por Cyclus ID respecto a los tratamientos tradicionales de oxidación química son el bajo consumo de producto químico y la reducida generación de fango o resto no aprovechable (entre un 5 y un 10% menor). El sistema permite utilizar un tipo u otro de oxidación avanzada, incluyendo o no productos químicos, en función de la carga contaminante de los vertidos. La tecnología se ha probado en una planta piloto de Cyclus y se ha instalado en una industria quesera en Cataluña en el marco de un proyecto europeo de cooperación. En la actualidad, Cyclus está iniciando el proceso de comercialización.