El desarrollo sostenible, la minimización del impacto medioambiental y el mantenimiento del control y gestión de los residuos que produce es uno de los grandes compromisos de la firma Bíforis, que realiza una selección exhaustiva de sus proveedores primando aquellos que cumplen todas las normativas legales en esta materia y que demuestren la trazabilidad de los recursos naturales que comercializan.

Rubén Varela, el diseñador y director general de BIFORIS
Rubén Varela, el diseñador y director general de BIFORIS

En esa línea de trabajo, la marca ha lanzado al mercado el nuevo modelo Glass, máxima expresión del diseño ecosostenible. Estudiado para tener un bajo impacto medioambiental, y gracias a la investigación y aplicación de particulares tecnologías innovadoras, este modelo cumple los cuatro principios fundamentales de la ecocompatibilidad: mínimo consumo de materias primas y energía, larga durabilidad y reciclabilidad.

Glass está basada en la desmaterialización. Consta de un bastidor estructural de aluminio muy resistente y un sofisticado panel estético de tan sólo 3 mm de grosor. El uso de materiales especiales como el vidrio, el aluminio y el porcelanico estratificado, el esmerado proyecto de los detalles constructivos -por ejemplo el interior del nuevo bastidor, que aparece estéticamente puro sin tornillos ni tapones embellecedores- y la absoluta resistencia de todas las versiones de puertas al agua, a los vahos y al calor, contribuyen a hacer de éste un modelo único en el sector del mobiliario.

La política Medioambiental de Bíforis está orientada a la planificación, revisión y control de las actividades y productos realizados, con el fin de que el desarrollo y crecimiento de la empresa sea plenamente armónico con el medio ambiente.