EMPRESAS

El sistema Oleotest permite conocer si el aceite de freír ha superado su máximo uso

Biomedal SL, empresa andaluza especializada en biotecnología para la salud humana, comercializa el sistema Oleotest, gracias al cual losestablecimientosderestauraciónpuedenconocerendosminutossielaceitedefreírhasuperadoelniveldeusopermitidoporlalegislaciónespañola.

Biomedal
Biomedal

Cuando un aceite alcanza más de un 25% de compuestos polares -algunos de ellos cancerígenos- se debe descartar su utilización. La normativa española obliga a disponer en locales públicos de un sistema de análisis para controlar que no se supera dicho nivel. Oleotest se ha erigido como el más rápido y sencillo, pues basta con depositar algo del aceite en el tubo que incluye el reactivo, calentarlo levemente y verificar el color que aparece en menos de dos minutos.

Biomedal comercializa en exclusiva para España este procedimiento, que durante este año ha aumentado sus ventas más de un 50%. Cadenas de establecimientos del éxito de Los 100 Montaditos y La Sureña lo utilizan para contrastar la calidad de los alimentos que expenden.

Durante el proceso de fritura, el aceite se expone al oxígeno atmosférico y a la humedad a temperaturas muy elevadas (por encima de los 160º C) durante periodos de tiempo largos. El aceite se degrada y tiene lugar una serie de reacciones químicas que, a su vez, producen diversos compuestos nocivos para la salud, que pueden generar alteraciones digestivas o aumentar el riesgo de cáncer.

Por lo tanto, es necesario controlar la calidad de los aceites de freír de una manera rápida y fiable, ya que, aunque el aceite no presente signos de degradación, el hecho de haberlo utilizado, aunque sólo haya sido una vez, en una freidora mal calibrada, aumenta el porcentaje de compuestos polares.  

La empresa andaluza Biomedal, dirigida por Ángel Cebolla, dispone de una plantilla -en sus tres sedes sevillanas y la oficina de EEUU- en la que se incluyen bioquímicos, farmacéuticos, biólogos y biotecnólogos.

Biomedal apostó por la presencia internacional abriendo a final de verano en el estado norteamericano de Nueva Jersey su primera sede internacional. La empresa andaluza cuenta ya con actividad en más de 40 países repartidos por los cinco continentes.

Fundada en 2000, Biomedal dispone de tres sedes en Sevilla: sus oficinas centrales en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja 93; el Laboratorio Biomedal Life Sciences ubicado en la Universidad Pablo de Olavide; y el Laboratorio Biomedal Diagnostics y para la producción de kits GlutenTox en el parque industrial Parque Plata.

Biomedal  es una entidad que ha experimentado un continuo crecimiento en sus resultados de biotecnología y en su expansión por todo el mundo, contando con importantes reconocimientos, tanto a nivel empresarial, como en triunfos en el campo de la investigación.

La firma andaluza ofrece un amplio abanico de servicios para satisfacer las necesidades dentro del campo de la investigación y el análisis sanitario. Los proyectos en colaboración con grupos de investigación han dado lugar a nuevos productos y tecnologías, convirtiéndose en una de las PYMES biotecnológicas con mayor actividad en transferencia tecnológica de España.