Amplio, complejo, variado y esperanzador. Así es el mercado de la primera potencia mundial, el país de las oportunidades: Estados Unidos, país invitado en la próxima edición de IMEX – Impulso Exterior, la feria de internacionalización que se celebrará a finales del mes de abril en Madrid.

A la luz de sus últimos datos económicos, Estados Unidos, lejos de las tensiones europeas, presenta un panorama favorable a la inversión. En un mercado maduro, con niveles de consumo desarrolladísimos, se estima que en los próximos dos años la economía crezca más del 2 %. La tasa de paro parece bajo control y el déficit de la balanza comercial ha aumentado en torno al 20 % en los años 2010 y 2011. Por otra parte,  la siempre difícil relación entre el euro y el dólar ha vivido distintas fases en los últimos años, pero, aunque en 2012 se depreció la moneda americana, los datos indican una pronta recuperación: el tipo de cambio favorecerá a las empresas europeas exportadoras. 

Por si fuera poco, Estados Unidos se convierte en un mercado más atractivo para España,  tras la reciente aprobación y firma de un acuerdo entre nuestro ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el embajador de Estados Unidos en España, Alan D. Solomont, para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal respecto de los impuestos sobre la renta. Este protocolo tiene como objeto favorecer la inversión española en Estados Unidos y la estadounidense en España.

Si bien el gigante norteamericano es el sexto país destino de la exportación española, nuestro país ocupa un 31º puesto dentro de sus proveedores, y eso contando con que 2011 las exportaciones españolas a Estados Unidos aumentaron. Los estados que presentan la mayor concentración de empresas españolas son California, Texas, Nueva York y Florida.

Cabe destacar, además, la favorable previsión de la OCDE, que sitúa a España como el tercer país que más aumente sus exportaciones de bienes y servicios en 2013. Según este organismo, las exportaciones españolas crecerán un promedio de 3,6% en 2013, con respecto a 2012, y cerrará el ejercicio con una cifra en torno al 2,8%.