El mes de abril ha sido especialmente bueno en nuestra comunidad autónoma en el incremento de trabajadores por cuenta propia se refiere. El dato también es positivo en el resto del Estado, con casi 20.000 nuevos trabajadores autónomos en los meses de marzo y abril, pues a las 7.591 altas registradas en marzo hay que sumarle las 11.914 de abril. Andalucía, en el mes de abril, ha estado a la cabeza con 3.538 nuevos profesionales dados de alta, seguida de Baleares con 2.415 y de Cataluña con 1.584 nuevos autónomos. En el polo opuesto se sitúa el País Vasco, que en el mismo período pierde 32 afiliados al R.E.T.A.

Negocio de hostelería
Negocio de hostelería

A nivel nacional, habría que remontarse a junio de 2.007 para encontrar un incremento de autónomos parecido, en aquella fecha el número de trabajadores autónomos creció en 15.000 nuevos profesionales, tanto es así que durante el mes de abril, 23 de cada 100 altas que se han registrado en el Seguridad Social corresponden a trabajadores autónomos. A pesar de todo, la variación interanual registra un descenso que todavía alcanza los 39.962 autónomos y desde enero de este año se han perdido 7.341 activos.

Cabe destacar el hecho de que, este incremento, se ha producido dentro de un panorama en el que no existen prácticamente subvenciones a nivel nacional ni autonómico; por ello, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Andalucía, UPTA Andalucía, pide a los Gobiernos, tanto autonómico como nacional, un compromiso político claro para volver a la senda del crecimiento del trabajo autónomo y entrar ya en datos positivos en el conjunto del año 2013, “lo que supondría un fuerte impulso para el empleo en general”, indica Isidoro Romero, Secretario General de UPTA Andalucía.

Por sectores, los datos del pasado mes de abril tan solo mantienen la caída en el sector del transporte, que perdió el pasado mes 148 afiliados. Por su parte, los mayores incrementos se registran en la hostelería (+4.116) y en el comercio (+3.547), unos incrementos que representan el 34’31% del total de aumento de afiliación. La construcción, después de muchos meses de caídas continuadas, ha registrado un ligero crecimiento de 154 afiliados.

Con el conjunto de estos datos sobre la mesa, la valoración que se hace desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Andalucía no puede ser negativa, pues el esfuerzo que hace el colectivo de autónomos en tiempos como los actuales,  supone un impulso para la creación de empleo y riqueza, no sólo en nuestra comunidad autónoma sino en el resto del estado. Pero, “debemos de ser prudentes y contemplar la evolución de las afiliaciones a lo largo de los próximos meses, ( ) esperamos que realmente el trabajo autónomo pueda empezar ya a tirar de la actividad económica, como ha hecho históricamente en todas la épocas de crisis, pero necesita el impulso y el apoyo que los Gobiernos pueden ofrecer, pero que difícilmente llegan a aplicar”, argumenta el Secretario General de UPTA Andalucía, Isidoro Romero.