Por segundo año consecutivo, el hotel sevillano es la sede de este encuentro internacional, en el que han participado bailarines de España, Portugal, Brasil y Angola

 Durante el pasado fin de semana, el Hotel TRH La Motilla, ubicado en Dos Hermanas, se ha convertido en epicentro de baile afrolatino, con la celebración del II Congreso internacional de este género, organizado por la Asociación Kizomba Sevilla. Más de 600 personas han disfrutado, de viernes a domingo, de unNP_TRH_LaMotilla_Congresobailes_12072013 completo programa de actividades, entre talleres, concursos, espectáculos en directo y cenas barbacoa, realizadas todas ellas en las instalaciones del hotel.

Por sus instalaciones, recientemente renovadas y con capacidad para acoger todo tipo de acontecimientos, su personal cualificado y su ubicación, situado en la localidad sevillana de Dos Hermanas, a escasos 15 minutos del centro de la capital hispalense, el Hotel TRH La Motilla ha sido el escenario elegido para celebrar por segundo año consecutivo, el II Congreso Internacional de Bailes Afrolatinos, organizado por la Asociación Kizomba Sevilla.

Durante los días 5, 6 y 7 de Julio, más de 300 personas se han acercado hasta las instalaciones del hotel para disfrutar de tres jornadas intensivas de ritmos afrolatinos, como kizomba, semba, kuduro, funaná, zouk, salsa y bachata, entre otros. Alrededor de 20 bailarines, procedentes de países como España, Portugal, Brasil y Angola han sido los encargados de animar la pista de baile y mostrar a los interesados los secretos de cada uno de los ritmos a través de diferentes talleres, celebrados en horarios de mañana y tarde, y del concurso oficial ‘Open Kizomba’ organizado el pasado viernes 5.

El hotel, que durante los tres días ha estado completo por los asistentes al Congreso, han servido de escenario de lujo para desarrollar las diferentes actividades de este encuentro, gracias a los espacios comunes e instalaciones con los que cuenta: salones para eventos, piscina exterior y zona de barbacoa, donde han podido degustar las deliciosas propuestas gastronómicas del establecimiento. Esta terraza es, sin duda, uno de los grandes valores añadidos del hotel: un espacio al aire libre perfecto para celebrar cualquier tipo de evento, formal o informal, en casi cualquier época del año.