EMPRESAS

La franquicia Templo del Masaje incrementa en un 15% la facturación de sus locales

El Templo del Masaje, concepto de negocio que aúna los masajes terapéuticos y relajantes y los tratamientos estéticos más habituales, incrementa en un 15% la facturación de sus locales a pesar de la crisis. La buena trayectoria cosechada por la cadena hasta el momento hace que sus responsables proyecten un futuro muy positivo: “los datos económicos globales muestran claramente que el sector ha salido beneficiado de la situación actual, ya que la demanda de servicios viene creciendo de una manera constante en los últimos años, independientemente de la tendencia general. Por eso creemos que es una excelente oportunidad para emprender en un negocio probado con una marca sólida y en crecimiento”, explica Marina Assir, directora de expansión.

Y es que actualmente no existe ninguna franquicia dedicada al masaje que de estos resultados, cuando estos tratamientos representan, cada día más, una alternativa a la oferta existente tanto de ocio como de bienestar. Casi un 24% de la población en España ha utilizado alguna vez las terapias naturales. La oferta de servicios de Templo del Masaje cubre tanto las necesidades de salud como del cuidado personal, y como franquicia ofrece un negocio probado y consolidado. Tanto es así que sus responsables estiman una facturación media de un establecimiento en 230.000 euros durante el primer año, mientras que el retorno de la inversión se realiza entre los 24 y los 36 primeros meses. Así para los próximos tres años las responsables de la franquicia se han propuesto como objetivo inaugurar siete nuevos establecimientos de la mano de personas emprendedoras que tengan ilusión e interés por el sector. “Estamos abiertos a todo tipo de personas emprendedoras que tengan ilusión e interés por el sector. No es imprescindible una experiencia previa aunque por supuesto siempre da una ventaja. En cualquier caso, nosotros siempre vamos a estar ahí en todo momento para cualquiera de las necesidades tanto en el arranque como en el día a día del negocio”, afirma Marina.

Las tres responsables de la enseña Templo del Masaje, las hermanas Marina y Maribel Corpa junto a Marina Assir, apostaron en 2005 por fundar una empresa que ocupara el vacío que existía por aquel entonces dentro del sector de la salud. De su labor surge esta cadena de centros especializados en masajes terapéuticos y relajantes y en tratamientos estéticos. Su objetivo: “por un lado hacer accesible los servicios estéticos y, especialmente, el masaje a todo el mundo, dando una altísima calidad en todos ellos y en los productos que usamos. Por otro lado, vimos que era un sector descuidado en algunos aspectos y que no tenía la imagen ni el reconocimiento que merecía y quisimos crear un concepto donde los profesionales fueran cualificados, con tratamientos cuya eficacia tiene base científica y dar un servicio integral a la altura, algo que nos diferencia de muchísimos centros que hay actualmente”, explican estas emprendedoras.