EMPRESAS

UPA-A exige soluciones para los graves problemas que padece el sector algodonero en Andalucía

UPA-Andalucía pronostica que para la presente campaña 2013 Andalucía tendrá una producción de algodón de entre 145.000 a 150.000 tm, lo que supone con respecto a la pasada campaña con una producción de 175.210 tm una caída en la producción de un 17%. Las principales incidencias que han dado lugar a esta merma han sido un retraso en la siembra por lluvias primaverales y la afección de plagas de lepidópteros, principalmente de earia, frente a las cuales el algodonero no dispone de fitosanitarios eficaces para su control.

En UPA-Andalucía venimos reclamando con insistencia desde 2004 la implantación de algodón biotecnológico resistente a las plagas de gusano rosado, heliotis y earia, y de acuerdo con lo que dice el propio Estatuto Autonómico de Andalucía que recoge en su artículo 199 de fomento de la aplicación de la biotecnología en los cultivos donde se recoge que “los poderes públicos de Andalucía fomentarán el desarrollo tecnológico y biotecnológico, así como la investigación y el empleo de recursos autóctonos orientados a procurar la mayor autonomía en materia agroalimentaria”.

Apostamos pues, de una forma decidida, por la utilización de la biotecnología aplicada a la agricultura, con todas las garantías que la comunidad científica determine, puesto que pueden aplicarse a un amplio abanico de objetivos, como pueden ser, por ejemplo, la mejora genética de variedades de algodón resistente a estas plagas que les afectan considerablemente y la resistencia a herbicidas no residuales para el control de las malas hierbas.

Por otro lado, otra de las incidencias importantes que recae sobre el sector algodonero es el tema de la materia activa tidiazurón. Esta organización, junto al resto del sector, viene reclamando desde la pasada campaña al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente esta materia como único defoliante eficaz capaz de hacer una defoliación natural de la planta del algodón, siendo nuestra demanda ignorada por el Ministerio, ya que a fecha de hoy no se ha recibido pronunciamiento alguno por su parte a nuestras reiteradas peticiones.

Ahora nos encontramos en la tesitura de que actualmente existen dos sustancias activas autorizadas para la defoliación del algodón, las cuales queremos dejar constancia tras comprobarlo a pie de campo que no defolian de forma natural la planta , además de provocar afectos fatales sobre la calidad de la fibra al no desprenderse completamente la hoja desecada de la planta tras el tratamiento, tienen un efecto quemante sobre la propia planta con lo que reducen su rendimiento, y tenemos indicios de que en ocasiones incluso dejan residuos en el suelo que acaban perjudicando seriamente a cultivos que se siembren con posterioridad al algodón. Dada la circunstancia de que nos encontramos en una agricultura medioambiental, el tidiazurón es el único defoliante que no deja residuos, que defolia el algodón de forma natural y que es respetuoso con el medio ambiente, además de producir efectos favorables sobre el cultivo como un adelanto de entre 10-15 días en el inicio de la recolección, una mayor calidad de la fibra al reducirse la cantidad de hojas adheridas y las impurezas, y una mayor calidad de la semilla destinada a la siembra.

Tanto la materia activa tidiazurón como el algodón biotecnológico, se está utilizando en el 70% de la producción a nivel mundial, dejando a los agricultores andaluces en una clara desventaja de competitividad con respecto al algodón de otros países.

Como dato decir también desde UPA-Andalucía que con respecto a los precios del algodón, desde enero de 2013 hasta la fecha, las cotizaciones marcadas por la bolsa de Nueva York han tenido ligeras oscilaciones desde los 0,75-0,90 $/libra de algodón.

Con las cotizaciones actuales y el cambio de la moneda €/$, con una calidad de fibra y unos rendimientos de algodón normales, tal y como está hoy día el precio de la semilla, el algodonero debería de percibir en torno a 85 ptas/kg, o lo que es lo mismo, 0,51 cent/kg de algodón.