EMPRESAS

Jorge Sánchez Cifuentes: “La movilidad eléctrica está aquí para quedarse”

Hablamos con el subdirector de I+D+i y responsable de vehículo eléctrico en Endesa, Jorge Sánchez Cifuentes, sobre el proyecto Zem2All y el futuro de la movilidad eléctrica en España

Agenda de la Empresa: ¿En qué momento se encuentra el proyecto Zem2All y cuáles son sus objetivos a corto y medio plazo?

Jorge Sánchez Cifuentes: El proyecto ZEM2ALL se encuentra en su fase final de demostración y conclusiones, ya hemos instalado toda la infraestructura pública y privada, instalando 23 puntos de carga rápida, obteniendo la mayor densidad de este tipo de cargadores en España, hemos entregado los vehículos eléctricos a los participantes y la verdad es que estamos muy contentos al comprobar que la satisfacción de los participante del proyecto es muy alta. Prueba de ello son los primeros resultados, se han realizado casi dos millones de kilómetros, realizado unas 25.000 recargas en los 180 VE disponibles, ahorrado la emisión de 137 toneladas de CO2, lo que lo que equivale al consumo de 20 hogares españoles en un año (https://vms.zem2all.com/des/html/#/menu/top.html) y hemos abierto la infraestructura de carga a otros conductores de movilidad eléctrica.

A.E.: ¿Cuál cree que sería la clave para que la movilidad eléctrica despegue definitivamente?

J.S.C.: Creo que para que la movilidad eléctrica tenga un desarrollo rápido tienen que converger tres vectores. El primer factor viene derivado del impulso europeo al objetivo macro relacionado con la energía en la CE, los llamados objetivos 20-20-20, donde intentamos ser más eficientes, más limpios y con una mayor independencia respecto a la energía primaria. En este aspecto el VE con su alta eficiencia puede aportar un 100% de eficiencia respecto al vehículo convencional. El segundo es un aspecto más tecnológico: es necesario que la tecnología sea capaz de dar la respuesta adecuada a los requerimientos de movilidad del conductor. Así es necesario mejorar en el peso del vehículo con nuevos materiales como la fibra de carbono, es necesario mejorar la eficiencia de los motores eléctricos y los componentes de tracción y por último es imprescindible que la tecnología de almacenamiento nos pueda ofrecer una mayor densidad energética. Todos estos aspecto redundarán en una mayor autonomía y darán más fuerza a la movilidad eléctrica como herramienta de cumplimiento de los objetivos energéticos. Y por último, pero no por ello menos importante como podrán comprender es el conductor, somos nosotros. Es decir aunque el vehículo eléctrico surja como una gran oportunidad desde el punto de vista macro y como mercado de oferta, si no es capaz de dar  satisfacción al conductor y convertirse en un mercado de demanda, es posible que no coja la suficiente velocidad como para despegar.

A.E.: ¿Cuál es la apuesta de Endesa en la movilidad eléctrica?

J.S.C.: Endesa está trabajando desde hace casi una década de forma continua en poder ayudar a que este producto repleto de ventajas pueda llegar al cliente. Así, trabajamos, fundamentalmente, en conseguir la tecnología adecuada para que el VE pueda ser cargado en cualquier sitio y en cualquier momento, en función de las necesidades de los clientes. De esta forma es necesario crear e integrar distintas tecnologías muy relacionadas con la electrónica de potencia y el almacenamiento, en conseguir su normalización, funcionalidad y escala para que en el menor tiempo posible pueda satisfacer las demandas de los conductores. Además del desarrollo de las soluciones más tecnológicas, nos hemos aplicado a nosotros mismos lo que predicamos. Es decir nuestras  flotas son de las más eficientes: hemos ahorrado más de 3.000 toneladas de CO2 desde el inicio de la electrificación de la flota hace 7 años, teniendo en la actualidad más de 400 híbridos y llegando casi un 30% de vehículos 100% eléctricos en nuestra flota de vehículo de corto recorrido. El día 16 compartimos la experiencia abiertamente con los desarrollos del eParking en nuestra sede de Barcelona para que pueda servir de inspiración y dar confianza a otras empresas que también crean en las ventajas de la Movilidad eléctrica.

A.E.: ¿Podría subrayarnos las ventajas de la movilidad eléctrica?

J.S.C.: Para nosotros fundamentalmente y dado el negocio energético que estamos desarrollando, la principal ventaja es la eficiencia respecto a la energía primaria. Hoy en día estamos gastando más del 40% de la energía en movernos, siendo casi totalmente dependiente de los combustibles fósiles. El vector eléctrico en la movilidad puede representar un ahorro del 50% de la energía primaria que destinamos a la movilidad si consideramos desde la extracción de la fuente de energía en el “pozo” hasta su uso final en la “rueda”. Además, tenemos que añadir dos ventajas fundamentales más como son la limpieza en el uso de la energía y la independencia de las fuentes de energía. Dado que la electricidad no genera emisiones en su uso final, no de CO2 ni de partículas nocivas o gases del tipo Nox y SOx que tan perjudiciales pueden ser para nuestra salud. Importantes en las ciudades en las que vivimos donde la calidad del aire es esencial para obtener una buena calidad de vida. Pero más allá de estas indudables ventajas, la movilidad eléctrica aporta desde el punto de vista del conductor y de la comunidad otras ventajas. Primero es la entrega de potencia que ofrece el VE, que permite una conducción más dinámica con un menor consumo y la ausencia de ruido y de vibraciones, que hacen que la conducción diaria superen en calidad a la realizada con toras tecnologías.

A.E.: ¿La llegada de la crisis económica ha afectado a la expansión del vehículo eléctrico o todo lo contrario?

J.S.C.: La crisis ha hecho que el mercado del automóvil haya estado en recesión en los últimos años. Es evidente pensar que en un mercado en recesión una tecnología sustitutiva con un riesgo tecnológico en cuanto a la novedad y a las prestaciones comerciales sea complicado que se pueda implantar. Pero, sin embargo, si analizamos las cifras de ventas, mientras que el vehículo convencional ha tenido un retroceso de más del 50%, las cifras de ventas del eléctrico “enchufable” han experimentado un crecimiento cercano al 100% interanual en el mismo periodo. Es difícil poder decir qué hubiera pasado si no hubiéramos tenido la crisis económica, pero siempre en periodos de crisis surgen los grandes cambios y la movilidad eléctrica puede ser un ganador.

A.E.: En comparación con otros países europeos, ¿en qué situación se encuentra España en el uso del vehículo eléctrico?

J.S.C.: Por los datos que nos llegan, Noruega es el ejemplo a seguir. Derivado de un conjunto de factores socio-económicos y estrategias de país, Noruega está registrando cifras de ventas donde en los últimos cuatro meses los vehículos eléctricos superan a los convencionales.  El resto de países están registrando cifras porcentuales similares, por lo que respecto a la media no tenemos una gran desviación.

A.E.: Hay quien sigue comparando la autonomía de un vehículo convencional (1.000 Km) con la de un vehículo eléctrico (200 km) ¿Cuesta cambiar esta mentalidad?

J.S.C.: Efectivamente, uno de los mayores retos en la introducción de nuevos productos es el cambio de comportamiento. Es difícil pasar de una gran autonomía donde nos hemos acostumbrado a repostar cada mucho tiempo a un repostaje diario con una menor autonomía. Sin embargo, en mi uso urbano del vehículo nunca he tenido problemas cargando mi coche eléctrico diariamente. Puedo disfrutar de sus ventajas, cada vez desde la tranquilidad que da la experiencia. Cada día salgo de casa con la máxima autonomía, he de reconocer que he cambiado mi forma de conducción y sí he notado que es necesario planificar un poco más mi movilidad diaria. Estas restricciones se unen a que también desde el punto de vista económico hay un cambio más. El precio inicial del VE es más caro que el convencional debido a una serie de factores como las escalas de fabricación, coste de la tecnología de almacenamiento, I+D… mientras que los consumos son mucho más económicos en el uso urbano. Esto hace aún más compleja la decisión de migrar a la movilidad eléctrica y de ahí la necesidad de los distintos incentivos al cambio.

A.E.: ¿Ha mejorado el conocimiento del ciudadano sobre el funcionamiento y ventajas del vehículo eléctrico?

J.S.C.: Por los datos que nos llegan desde las encuestas, sí ha aumentado el conocimiento de la movilidad eléctrica.

A.E.: ¿Qué futuro augura a la movilidad eléctrica en España?

J.S.C.: Puede sonar muy categórico, pero la movilidad eléctrica está aquí para quedarse y representa la sostenibilidad la movilidad en el futuro próximo en las ciudades, Cuando hablamos de movilidad eléctrica tendemos a pensar únicamente en el vehículo ligero, tipo turismo, pero para Endesa, la movilidad va más allá. Y creemos que la movilidad pública urbana, tendrá un gran desarrollo, debido a sus ventajas en entornos de elevada densidad urbana, como puede ser el autobús urbano, el servicio de taxi o la motocicleta. Y en este nuevo un renacimiento de las ciudades como lugares para vivir, el vector eléctrico, y en particular la movilidad eléctrica,  representa la forma más sostenible de enfrentarse a este reto.

José Santos