IDEAS

Financiación, querida financiación

Cuando una compañía o proyecto empresarial necesita de un empuje financiero, los family office, las instituciones financieras o los fondos de capital riesgo resultan ser una de las opciones con las que pueden afrontar los nuevos retos empresariales. Estas alternativas ofrecen un amplio abanico de posibilidades por lo que elegir la más adecuada puede suponer la diferencia entre el éxito o fracaso empresarial. El primer paso consiste en determinar la cuantía a solicitar, justificada con sus pertinentes inversiones, ya que será de especial interés para las personas que analicen el proyecto, además de definir que tipología de relación se pretende al captar la financiación, ya que este punto se convierte en el fundamento del futuro de la compañía. Algunos ejemplos que muestran las diferencias mencionadas son la maduración del proyecto, los niveles de endeudamiento y cash flow, la estructura accionarial, la libertad de actuación y, el punto al que menos atención le suelen prestar los promotores de proyectos, la aportación de conocimiento adicional a la compañía.

 

Ana Valverde
Ana Valverde

Las principales tipologías de financiación son las siguientes:

 

1. Deuda con entidades de crédito y entidades públicas:

 

El prestamista aporta al proyecto únicamente capital a cambio de la devolución del capital más el pago de intereses. Su principal ventaja es el mantenimiento del control absoluto de la compañía por parte de los actuales accionistas. Adicionalmente, existen ayudas por parte de instituciones tales como el ICO, CDTI o ENISA para obtener unas mejores condiciones. Asimismo, existen determinadas subvenciones públicas que, si bien es una posibilidad, generalmente suelen acompañarse de otras ya que el monto es limitado. Los requisitos son estrictos, pero si se logran, no se necesita devolver la cantidad. En general, suelen ser iniciativas relacionadas con la tecnología y la innovación.

 

2. Fondos de Capital Riesgo:

 

Se trata de financiación profesional procedente de un fondo, para negocios que no cotizan en bolsa. Bajo el cartel de inversores adinerados de grandes recursos, actúan de forma legal y con un marco temporal definido que establece el momento de su salida de la inversión mediante la venta de la participación a un tercero. Dichos fondos son difíciles de conseguir debido principalmente a las exigencias de documentación y justificaciones del negocio. Pueden aparecer bajo la tipología de Venture Capital (fase de creación) o de Private Equity (empresas consolidadas o en crecimiento).

 

3. Inversores privados:

 

Esta tipología de inversores comporta la cesión de una parte del capital social de proyecto que variará en función de la valoración alcanzada y de los acuerdos establecidos. Asimismo, es relevante prestar especial atención a las cláusulas firmadas, así como también a los acuerdos de confidencialidad previos a la presentación del proyecto. Estas herramientas dotan a la compañía del mencionando “salvavidas” para posibles situaciones de tensión.

 

Para seleccionar el  inversor privado se deben analizar las anteriores inversiones realizadas por los mismos y tratar de escoger las que tengan unas similitudes más cercanas con el proyecto. Las distintas tipologías de inversores a las que podemos recurrir son las siguientes:

 

a. Business angels: acercan el capital, la experiencia y su propia red de contactos al proyecto, involucrándose personalmente. Están orientados principalmente a startups, y las modalidades van desde la inversión en nuevos proyectos sin plan de negocio hasta la inversión para proyectos con todo el sistema desarrollado, salvo la comercialización de productos.

 

b. Crowfunding: es una vía de financiación colectiva a través de la red, facilitando la entrada de financiación por parte de inversores de menor tamaño. Sus principales inconvenientes son la dificultad de establecer cierto grado de confidencialidad y la posible discontinuidad de las inversiones.

 

c. Family Office / Multi family office: orientados normalmente hacia inversiones ya consolidadas con intención de crecer, también existen algunos que se orientan a nuevos proyectos en sus fases iniciales. Se trata, por tanto, de fondos que aglutinan capital de diversos inversores con la intención de invertir en proyectos rentables, aportando únicamente el capital necesario.

 

d. Friends, Family and Fools: recurrir a las personas más cercanas al promotor es una buena opción. Esta financiación ofrece gran flexibilidad de pagos sin tener que dar ciertas explicaciones, pero al mismo tiempo no suele resultar solvente durante largos períodos ya que pueden surgir tensiones elevadas.

 

4. Préstamo participativo:

 

Es un tipo de financiación mixta (entre capital y deuda). El prestamista aporta capital al proyecto y toma un riesgo junto al emprendedor. La limitación con este método es que el prestamista es el primero en obtener los beneficios de la empresa, aunque se puede devolver el dinero en cuotas.

 

5. Fondos de deuda:

 

Corresponden a fondos que invierten en deuda privada que están más desarrollados en mercados anglosajones. Actualmente, los que tienen una mayor presencia en nuestro territorio, corresponden a fondos que compran deuda en situación de distressed.

 

6. MAB y MARF:

 

El MAB es un mercado bursátil dirigido a empresas de reducida dimensión que buscan financiación para sus procesos de expansión y crecimiento sin perder el control de la empresa, con la adecuada transparencia y liquidez para los inversores y con una regulación, costes y procedimientos adaptados a sus características.

 

El relativamente reciente nacimiento del Mercado Alternativo de Renta Fija va dirigido a las pequeñas y medianas empresas que puedan emitir deuda y evitar así la dependencia de la financiación bancaria.

 

Estos pilares básicos son los que tenemos presentes a la hora de asesorar a nuestros clientes. La experiencia del equipo Financial Advisory de BDO garantiza a nuestros clientes un asesoramiento más allá de una colaboración puntual en el proceso de búsqueda de financiación. Diagnosticamos la situación y realizamos recomendaciones para adoptar la alternativa que mejor se adapte a las exigencias del proyecto y de su negocio.

 

Ana Valverde, Senior Manager del Área de Advisory de BDO