Como compañía privada, Dell ha acelerado el ritmo de sus inversiones en investigación y desarrollo, en el canal, en la experiencia de cliente y en su equipo comercial para conseguir unos niveles de crecimiento e innovación líderes en el sector. Con la capacidad de desarrollar una estrategia a largo plazo y orientada al 100% en el cliente Dell destaca cada vez más como el único proveedor integrado de las principales soluciones que más preocupan a los clientes.

 

“A día de hoy, Dell es la compañía de tecnología integrada que está creciendo más rápidamente en el mundo. Nuestra estrategia está impactando en los cliente de todo el mundo que buscan un proveedor estable y fiable de soluciones end-to-end que satisfaga sus necesidades tanto tecnológicas como de negocio”, comentó Michael Dell, presidente y consejero delegado de la compañía. “Desde el dispositivo hasta el centro de datos, pasando por la nube, tanto los clientes como los partners valoran la seguridad y la facilidad de trabajar con Dell”.