Representantes de 181 países aprobaron la creación de un sistema mundial de certificación electrónica que ayudará a frenar la propagación de plagas y enfermedades de las plantas a través del comercio internacional de forma más segura y económica.

La Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF) acordó elaborar el nuevo sistema que será denominado “e-Phyto”, informó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esta decisión supone que el complejo y burocrático proceso a través del cual se crean, imprimen e intercambian millones de certificados fitosanitarios en papel entre los países todos los años, será reemplazado por un sistema electrónico en línea.

La nueva medida evitará tanto fraudes como riesgos de propagación de enfermedades en el comercio mundial de productos agrícolas, que cada año suma 1,1 billones de dólares.