Francisco poniendo el acento en los pobres mostrará su preocupación por los marginados de América Latina durante un viaje a ese continente a partir de este fin de semana, una preocupación latente desde hace varias décadas cuando era un joven jesuita

La gira lo llevará a Ecuador, Bolivia y Paraguay durante una semana, se prevé insista en la urgencia de una  revolución cristiana no violenta contra las “causas estructurales” de la desigualdad y la degradación medioambiental.

Tres países con grandes poblaciones indígenas que a menudo quedan relegadas a un lugar secundario, aún en América del Sur. De forma significativa, no visitará su Argentina natal.