El salario medio andaluz continúa siendo el séptimo más bajo entre las autonomías españolas pese al ligero incremento interanual del 0,4%, que lo ha elevado a 1.488 euros por mes, según los datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

Extremadura (1.352 euros/mes; +1%) y Canarias (1.397 euros/mes; +1,4%) son las regiones con menores salarios. La media de España es de 1.636 euros mensuales. Las únicas autonomías con un salario medio superior a 1.900 euros por mes son Madrid (1.932 euros/mes; +0,8%) y el País Vasco (1.959 euros/mes; -0,9%).

1082516_26942191Según el Monitor, catorce comunidades autónomas han mejorado su puntuación y Andalucía ha sido una de ellas, con un incremento interanual de su calificación del 9,1%. Así, la misma ha escalado hasta los 5,2 puntos, hecho que le ha permitido escalar desde la 15º posición que tenía hace un año hasta la 12º ahora.

Madrid (6,8 puntos), Navarra (6,5) y Aragón (6,3) se han mantenido, como en los dos trimestres anteriores, como las comunidades con mejores calificaciones. En la situación inversa se encuentran Cataluña (4,8 puntos), Castilla-La Mancha (4,6) y Canarias (4,3). La calificación media del conjunto de España fue de 5,4 puntos.

Entre los elementos que han favorecido la puntuación andaluza cabe mencionar, por ejemplo, la recuperación del poder adquisitivo del salario así como la reducción de la tasa de paro. Lo opuesto ocurrió con el incremento del número de accidentes de trabajo, el mayor número de huelgas y la caída en la proporción de ocupados que cursan estudios.

Variación del poder de compra

Cuando consideramos la variación del poder de compra del salario medio acumulada en los últimos cinco años (desde el segundo trimestre de 2010 hasta aquí). Desde ese ángulo se observa que todas las autonomías han sufrido un descenso, aunque en magnitudes distintas.

El salario medio del conjunto de España ha perdido en ese período un 6,2% de su capacidad adquisitiva. Eso equivale a haber malogrado 109 euros por mes (1.304 euros/año). En un extremo se colocan Madrid y Navarra, donde el salario medio acumula un retroceso, respectivamente, del 3,2% (que equivale a 63 euros/mes o 759 euros/año) y del 3,5% (lo que supone 64 euros mensuales o 770 anuales). La tercera pérdida más marcada a lo largo del último lustro corresponde al País Vasco, con un 4,3% (87 euros/mes o 1.049 euros/año).

En el extremo contrario se encuentran Asturias, Castilla y León (ambas con una caída del 9,3%) y Cataluña (descenso del 9%). Esos retrocesos en el poder de compra del salario medio equivalen a 162 euros mensuales en el Principado (1.944 euros anuales), a 150 euros por mes en la región castellanoleonesa (1.804 euros/año) y a 171 euros mensuales en Cataluña (2.048 euros por año).

Andalucía se sitúa en una posición intermedia, aunque peor que la media nacional, con un descenso acumulado del 7,5%. En términos de euros, dicho descenso equivale a 120 euros por mes (1.441 euros/año).

Oportunidades de empleo

En este apartado del Monitor Adecco todas las comunidades autónomas han mejorado sus respectivas puntuaciones. Andalucía ha podido subir un escalón, hasta el 15º lugar.

Entre 2008 y 2014 se han perdido en España casi 3,7 millones de puestos de trabajo (-17,8%). Un 83% de los empleos destruidos ha correspondido a las categorías de ocupaciones que conllevan un menor grado de capacitación. En tanto que el número de ocupados en i) tareas directivas, ii) ocupaciones técnicas y profesionales científicas e intelectuales, y iii) ocupaciones técnicas y profesionales de apoyo ha descendido un 9,8%, la cantidad de aquellos que trabajaba en el resto de ocupaciones se desplomó un 21,2%.

El hecho de que la mayor parte de los empleos destruidos hayan correspondido a las categorías ocupacionales que implican una menor cualificación ha hecho que el peso de las tareas directivas, técnicas y científicas haya aumentado en los peores años de la crisis. Así, esas ocupaciones han pasado de representar el 29,9% del empleo total de España en 2007 al 32,8% a comienzos de 2014.

Eso mismo, con matices, se reprodujo en casi todas las autonomías. En el caso andaluz, su pérdida de 625.100 empleos durante la crisis (-19,3%) se desagrega en un descenso del 14,2% en empleos de tareas directivas, profesionales y técnicas y en uno del 21,1% del resto de ocupaciones. Por eso, el peso de las primeras en el empleo total ha aumentado durante la crisis, desde el 26,2% en 2007 hasta el 28,3% en el inicio de 2014.