ECONOMIA

Cádiz y Chiclana lideran el drenaje del stock inmobiliario en Andalucía

Tras los últimos años de punto de inflexión, el mercado inmobiliario, especialmente vinculado la turismo muestra nuevos síntomas de crecimiento, dado el alto ritmo de liquidación del stock de obra nueva, creciendo las compraventas a dos dígitos y marcando una tendencia alcista de un dígito en los precios.

Así lo afirman los datos estadísticos extraídos de la ‘XXII Edición del Pulsímetro Inmobiliario’, elaborado desde MAR Real Estate, con la colaboración académica del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), la Cátedra Inmobiliaria y la Red de Asesores Inmobiliarios Cualificados (RAIC). En total, cerca de 600 personas distribuídas por el territorio nacional han colaborado en su elaboración.

Según el estudio, que para esta ocasión se ha centrado con especial énfasis de campo en Cádiz y Chiclana como cabecera comarcal, ha contado con la colaboración del equipo humano de la oficina MAR Real Estate de Chiclana, la delegación del Banco de Suelo Funcional de Cádiz y los miembros de la Red de Asesores Inmobiliarios Cualificados de Cádiz.

Su coordinador Jose Antonio Pérez confirma el incremento de las ventas a ritmos superiores de los dos dígitos de media que, unido al rápido drenaje del stock, está motivando el inicio de proyectos de nueva construcción, con inicio de ventas en plano a perfiles de clientes solventes y con nuevas necesidades en cuanto al diseño y servicio de los productos.

Desde la oficina MAR de Chiclana se confirma la casi inexistencia de stock de obra nueva en este municipio, especialmente en zonas de interés para la demanda solvente, y el interés de inversores y constructoras por el desarrollo de nuevos suelos urbanizables, ajustándose a las nuevas necesidades y diseños que desde las oficinas MAR se aporta gracias al contacto directo con los clientes.

La forma de pago por transferencia bancaria en las compraventas inmobiliarias sigue protagonizado el constante trasvase de dinero del sistema financiero al inmobiliario, a niveles de 60% contado frente a 40% hipotecado.

De confirmarse la tendencia actual de crecimiento de las compraventas inmobiliarias, para fin de año, Cádiz tendría una cuota superior al 10% del negocio inmobiliario andaluz, liderando desde Andalucía la nueva era inmobiliaria nacional, con matices muy distintos a lo vivido en el pasado.