La gamificación es una tendencia relativamente reciente, ya que el término se acuñó hace apenas 13 años. Sin embargo, la gamificación como concepto lleva presente en nuestras vidas desde hace mucho más tiempo, ya que se basa en la aplicación de técnicas de juego en otros ámbitos con el fin de mejorar los resultados de los negocios o conseguir que tareas tediosas o repetitivas sean más gratificantes.

El ejemplo de gamificación al que más hemos estado expuestos en nuestra infancia ha sido el típico truco de las madres que juegan al “avioncito” con la comida para transformar en un juego la dura tarea de dar de comer a un niño que no quiere, de forma que esa motivación adicional nos ayude a conseguir nuestro objetivo de forma más fácil.

CortizoEn el ámbito de los negocios, la gamificación ha entrado con mucha fuerza. Las claves para este éxito son varias. Primero, la popularización de los juegos, que en las últimas dos décadas han dejado de ser considerados cosas de niños y se han introducido en la vida de todas las personas en mayor o menor medida. Esto ha facilitado que las empresas empiecen a ver los juegos como una herramienta para conectar con todos los usuarios potenciales, y no solo con los más jóvenes. Segundo, el gran nivel de conexión que consiguen los juegos con los usuarios. La industria de los videojuegos ha pasado a ser la mayor industria del ocio (por encima de las películas o de la música), y es que se trata del mercado que consigue que sus productos “enganchen” de verdad a los usuarios… y quieran cada vez más. Una tercera clave del éxito de la gamificación es que los primeros casos de su aplicación en entornos empresariales han sido un éxito. Empresas como BBVA han conseguido enseñar a utilizar la banca online a sus usuarios gracias al BBVA Game; Pernod Ricard ha sabido utilizar la gamificación para mejorar la formación interna y los resultados de sus managers; y multinacionales como Aegon han sabido emplear esta técnica para mejorar el nivel de engagement de sus clientes con su marca.

A día de hoy, la gamificación se ha convertido en una herramienta a tener en cuenta en muchos negocios, sean del sector que sean y sin importar el tamaño de la empresa. De hecho, este interés por la gamificación cada vez mayor, ha llevado a profesionales tradicionalmente vinculados al mundo de los videojuegos a reenfocar su carrera y dirigirse a empresas que buscan perfiles de gamificadores. Sin embargo, el perfil ideal del gamificador va más allá de conocer el mundo de los juegos, y requiere (idealmente) de una serie de habilidades y conocimientos específicos.

Un buen gamificador debe tener conocimientos, por lo menos básicos, de psicología (para ser capaz de determinar las motivaciones de los usuarios), de diseño de juegos o de las mecánicas de juego más comunes y el impacto que genera su aplicación, analíticos (para ser capaz de analizar los resultados y modificar la estrategia para mejorar los KPIs o indicadores clave de rendimiento) y técnicos (para poder determinar la viabilidad tecnológica de las soluciones propuestas, al menos en una fase inicial).

Es decir, la gamificación abre las puertas a profesionales de la psicología, el diseño de juegos y la analítica web, además de a perfiles mixtos que se mueven entre el negocio y la tecnología.

Precisamente, todo esto se abordará en el próximo Gamification World Congress (www.gamification.world), el encuentro mundial de referencia en gamificación, que este año celebra ya su cuarta edición. La cita, clave para cualquier persona interesada en reconvertir su perfil profesional hacia la gamificación, tendrá lugar en Barcelona del 10 al 13 de noviembre.

El evento acogerá a más de 60 ponentes de todo el mundo como Marigo Raftopoulos (CEO de Strategic Innovation Lab) o Yu-kai Chou (Primer Gurú de Gamificación) con un mismo objetivo: hablar de retos, soluciones, casos de éxito y últimas tendencias en la materia. Además, ofrecerá unas 100 actividades, entre las que se encuentran los Gamification World Awards, es decir, los principales premios de gamificación en el ámbito internacional.

 

José Carlos Cortizo

Cofundador del Gamification World Congress