MERLIN ha anunciado la formalización de un préstamo corporativo estructurado en dos tramos por un importe de 1.700 millones de euros con Société Générale, BNP Paribas, Crédit Agricole CIB, Credit Suisse, Deutsche Bank, ING, Intesa SanPaolo, JP Morgan, Mediobanca y Goldman Sachs.

La compañía destinará los fondos obtenidos a amortizar la totalidad de la deuda hipotecaria de Testa, (excluyendo la deuda asociada a la cartera residencial) así como al repago del préstamo puente por importe de 350 millones de euros que fue suscrito por la compañía para la adquisición de Testa.

money-924828_1920Tras la suscripción de este préstamo, el ratio de apalancamiento (deuda neta sobre valor de activos) de MERLIN se mantiene alrededor del 50%, con un coste medio inferior al 2,5%.

El primer tramo del préstamo consiste en una financiación bancaria con garantía corporativa de 850 millones con vencimiento en junio de 2021 (5,5 años) y un tipo de interés de Euribor + 160 puntos básicos. La totalidad del principal del préstamo se amortiza a vencimiento.

El segundo tramo consiste en un préstamo puente por importe de 850 millones con vencimiento en dos años (diciembre 2017) y un coste inicial de Euribor + 100 puntos básicos. La intención de la compañía es refinanciar este tramo mediante la emisión de bonos corporativos en los próximos dos años.

 

Como en otras operaciones de financiación realizadas hasta la fecha, MERLIN Properties ha diseñado, negociado y ejecutado la operación internamente.