EXTRA

Últimos días para ver ‘Momias’ en el Parque de las Ciencias

‘Momias. Testigos del Pasado’ afronta sus últimos días en el Parque de las Ciencias, tras más de un año abierta en el museo. Durante este tiempo, ha superado las 475.000 visitas, que la han convertido en una de las exposiciones de mayor éxito en la historia del Parque de las Ciencias, que aún podrá verse hasta el día 10 de enero.

Como colofón a esta muestra, el museo organizó un encuentro divulgativo con los el director del Laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Granada y comisario de la exposición, Miguel Botella; junto al catedrático de Medicina Legal y Forense, José Antonio Lorente.

EXPO_Momias3Bajo el título ‘Una cita con las Momias’, se desarrolló este encuentro abierto al público en general al que acudieron en torno a 500 personas. Miguel Botella repasó anécdotas, historias, datos llamativos y aspectos poco conocidos en torno al mundo de las momias en su charla “Las momias y sus curiosidades”, mientras que José Antonio Lorente profundizó en la importancia que tienen los restos momificados para obtener información de sociedades y épocas pasadas, en “El ADN de las momias”.

La cita tuvo un carácter divulgativo donde se animó a la intervención del público para exponer sus dudas y entablar un coloquio ameno y distendido. La actividad se completó con una visita guiada a la exposición, con la participación también de los comisarios Javier Medina e Inmaculada Alemán, y donde los asistentes pudieron apreciar los detalles de esta exposición que ha conseguido reunir más de 50 momias y restos originales de los cinco continentes.

‘Momias. Testigos del pasado’ se inauguró en octubre de 2014 y gracias a la gran acogida que ha tenido, la muestra amplió hasta enero su permanencia, inicialmente prevista hasta el pasado mes de agosto. Durante este tiempo se ha mostrado como una exposición dinámica que ha visto renovados algunos de sus contenidos y ha acogido en su seno actividades como el Curso de Actualidad Científica, con expertos internacionales en las distintas perspectivas que confluyen en el mundo de las momias: antropología, cultura, historia, biología, medicina, etc.

Una treintena de instituciones de diferentes países han colaborado para sacar adelante esta exposición que, tal y como valoraba Miguel Botella, ha “marcado un hito dentro del mundo científico”. La muestra reúne ejemplares de culturas de los cinco continentes que ofreciendo “testimonios exclusivos de diferentes épocas, civilizaciones y lugares del mundo”. Como explica el profesor Botella, “han abierto un panorama muy amplio de lo que han sido las sociedades del pasado y del presente” ya que en la exposición están representadas desde las momias más antiguas que se conocen, como las chinchorro de hace 7.000 años, hasta otras más actuales, datadas en 1940.

En este recorrido de 1.600 metros cuadrados se ha puesto de manifiesto que, además de las momias egipcias, las más conocidas por la sociedad general, hay otras muchas momias de gran importancia para la ciencia y la historia como las guanches, las incas u otras de importante valor por su antigüedad y estado de conservación como Ötzi, el hombre del hielo, y la momia de Galera hallada en Granada en los primeros años de la década de 2.000.