EMPRESAS

Bankia elimina las comisiones a 2,4 millones de clientes

Bankia ha presentado su nueva estrategia de clientes particulares, basada en la “sencillez y la transparencia”, según el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, quien anunció que el banco suprime desde hoy las comisiones a 2,4 millones de clientes. Esta iniciativa es el primer paso del nuevo Plan Estratégico de la entidad que se anunciará en primavera.

Bankia
Junta General de Accionistas 2015

Todos los clientes que hoy tienen sus ingresos domiciliados se van a ver beneficiados, sólo por este hecho, y sin necesidad de que hagan ninguna gestión con el banco.

Estas ventajas, cuyos primeros beneficiarios son los clientes actuales del banco, también se aplicarán a todos aquellos que, desde hoy, domicilien su nómina o pensión en Bankia.

Goirigolzarri destacó en una rueda de prensa que este posicionamiento “es la nueva forma de Bankia de relacionarse con sus clientes; no es una promoción, es una propuesta permanente, con la que, aunque busquemos clientes nuevos, queremos, sobre todo y en primer lugar, corresponder a la confianza de nuestros clientes actuales”.

Este cambio de estrategia global ha partido, destacó Goirigolzarri, de la escucha del cliente, incluidos los correos electrónicos recibidos por el propio presidente de Bankia desde que, en noviembre de 2013, puso su dirección a disposición de toda la clientela del banco.

“Hoy la sociedad, los clientes actuales y los potenciales exigen a un banco propuestas sencillas, entendibles y sin letra pequeña, y que los beneficios para los nuevos clientes se apliquen también a los actuales”, afirmó Goirigolzarri, quien añadió que “los ciudadanos buscan un buen servicio a un precio competitivo, y rechazan asumir el cobro de cosas que no comprenden que tengan un coste para ellos”.

“Hemos escuchado a la sociedad y queremos ofrecer al cliente lo que nos pide: productos más sencillos, transparentes, sin letra pequeña, junto al servicio que ofrecen 2.000 oficinas y 5.500 cajeros propios”, afirmó.