DestacadosECONOMIA

Erasmus+, una oportunidad para apoyar a las generaciones futuras

En su primer año, Erasmus+, el programa más importante y más pertinente en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte, ya está a la altura de las expectativas.

europe-67391_640Con un presupuesto de más de 2.000 millones de euros en su primer año, Erasmus+ ya ha ofrecido a más de un millón de personas la oportunidad de participar en 18.000 proyectos financiados. La existencia de oportunidades más flexibles de colaboración entre los sectores está ayudando también a los sistemas de educación, formación, juventud y deporte en Europa a probar prácticas innovadoras y contribuir a la reforma y la modernización.

Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, ha declarado que “durante el primer año, Erasmus+ ha sido un verdadero éxito. El impresionante número de participantes demuestra que el programa está siendo eficaz a la hora de mejorar las perspectivas de empleo de los jóvenes, ayudarles a adquirir nuevas capacidades y nuevas experiencias y apoyar la modernización de los sistemas europeos de educación, formación y juventud. Seguiremos aprovechando esta popularidad para llegar a más personas con diferentes intereses, diferente perfil y distinto contexto social”.

En su primer año, el programa apoyó la cifra récord de 650.000 becas de movilidad para estudiantes, personas en formación, profesores, voluntarios y otros jóvenes, y preparó el camino para los primeros préstamos de estudios destinados a realizar un máster completo en el extranjero. Por primera vez, el programa financió también proyectos de apoyo a las políticas que implicaban a autoridades públicas y organizaciones internacionales, y financió proyectos en el ámbito del deporte.

Un Erasmus+ reforzado está prestando también mayor apoyo a sus beneficiarios. Esto puede verse en el mayor reconocimiento de los estudios en el extranjero cuando los estudiantes regresan a sus países de origen. Además, la movilidad de profesores y personal se está integrando mejor en las estrategias de desarrollo profesional apoyadas por sus instituciones de origen.

Además, es más abierto y hace gran hincapié en la promoción de la inclusión social, la ciudadanía activa y la tolerancia. Para ello, se ha apoyado financieramente más que nunca a los participantes con menos recursos financieros o con necesidades especiales. Para 2016 se han comprometido otros 13 millones de euros para financiar proyectos que abordan cuestiones como la inclusión social de las minorías y los migrantes y otros grupos sociales desfavorecidos.

España, Alemania y Francia

En un informe aparte, la Comisión ha publicado las estadísticas de movilidad de estudiantes y personal del último año académico (2013-2014) del antiguo programa Erasmus para la enseñanza superior, que formaba parte del programa general de aprendizaje permanente.

Los datos ponen de manifiesto que, en comparación con cualquier año anterior, participó en el programa una cifra récord de estudiantes (272.000) y personal (57.000). España, Alemania y Francia siguieron siendo los tres destinos más populares de los estudiantes de Erasmus para la realización de estudios o formación en el extranjero durante 2013-2014.

Además, un nuevo estudio del impacto regional de Erasmus confirma que, aunque la realización de un intercambio de estudiantes Erasmus mejora significativamente las posibilidades de que los jóvenes ocupen puestos de gestión de alta calidad, “lo que es especialmente cierto para los estudiantes procedentes de Europa del Sur y del Este”.