La Sociedad Operadora de Ferrocarriles Sociedad del Estado de Argentina ha adjudicado a Indra un contrato por importe de 35 millones de euros para implantar su tecnología de control de accesos y ticketing en la red ferroviaria del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), una de las mayores del mundo con más de 200 estaciones y unos 320 millones de usuarios al año. El contrato incluye el mantenimiento durante dos años.

Indra va a dotar las ocho líneas de la red con 1.400 equipos de control de accesos, llamados molinetes; 170 pasos para el acceso de personas con movilidad reducida; 200 máquinas automáticas de recarga de la tarjeta sin contacto SUBE, que permite el acceso a todo el transporte público; así como 150 validadores embarcados en los trenes y 230 para las estaciones, a través de los que se realiza el cobro de los viajes. También suministrará 160 concentradores de transacciones en estación y 300 terminales de inspección de viaje.

La solución de monitorización y control, que integra la información procedente de los diferentes subsistemas y permite la gestión del servicio, también será desarrollada e implantada por Indra. La nueva tecnología agilizará el proceso de cobro y control de pasajeros y contribuirá a reducir el riesgo de fraude en el uso de la red ferroviaria.