EMPRESAS

Compañero de viaje

Corporación Tecnológica de Andalucía financia proyectos empresariales innovadores capaces de poner en el mercado nuevos productos y servicios que aporten valor añadido a Andalucía

Sistema eléctrico del avión

CTA prensaAirbus Defence and Space ha desarrollado en su factoría de Sevilla, a través de un proyecto de I+D+i con financiación de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), un nuevo método robusto e industrializable de realización de puntos de conexión a masa del sistema eléctrico del avión. Este nuevo método de conexionado, que permite proteger los sistemas eléctricos embarcados, reduce de manera importante el tiempo de instalación, con la consiguiente reducción del coste asociado a esta tarea. El nuevo procedimiento, desarrollado en el entorno del avión A400M, permitirá la simplificación del proceso, eliminando las etapas de decapado y limpieza manual de las zonas de contacto.

Las primeras estimaciones realizadas por los técnicos apuntan a una reducción en torno al 40% en el tiempo de realización de cada punto de masa. Teniendo en cuenta el número de estos puntos en la estructura de cualquier avión, este procedimiento simplificado supondría un ahorro significativo en el proceso de fabricación de aeronaves.

En el proyecto participa el grupo de investigación de Tecnología Mecánica de la Universidad de Sevilla a través de Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (AICIA).

El principal logro es que se han planteado alternativas de mejora a un proceso muy repetitivo, que se realiza miles de veces en cualquier avión que se fabrica. El proyecto se ha centrado en las zonas de masa para elementos de aluminio no primarios sin solicitación de carga (por ejemplo, soportes eléctricos) de la red de uniones metálicas de la estructura. Se han planteado nuevas geometrías especiales para estos elementos que eviten el paso previo de eliminación total de la protección orgánica en el punto de fijación y se ha buscado un nuevo método fuera del estándar tradicional, que pueda ser introducido en otros procedimientos similares, optimizando el consumo de recursos en los procesos de montaje.

Un robot en la tienda

CTA mercurioComerzzia, una de las empresas pioneras en las tecnologías del retail (comercio al por menor) y filial del grupo Tier1, ha desarrollado, a través de un proyecto de I+D+i, financiado por CTA, un programa de fidelización en el que se ha integrado un robot social capaz de interactuar de manera personalizada con los clientes en la tienda.

Comerzzia ha desarrollado el software para que el robot, denominado Mercurio en honor al dios romano del comercio, sea capaz de reconocer a los clientes por sus facciones y recomendarles promociones y ofertas en función de su historial de compra, entre otras funcionalidades.

El robot ya está disponible en el mercado y, según explica el director general del Grupo Tier1, Javier Rubio, podrá recibir el pedido del cliente realizado desde su teléfono móvil y acompañarle en el comercio para mejorar su experiencia de compra, así como reconocer al cliente a partir de la segunda visita, del que tendrá información suficiente, a partir de su historial de compras, preferencias, e incluso información recabada en las Redes Sociales, como para asesorarle de manera acertada de acuerdo a la oferta disponible en tienda.

Además, Comerzzia lanzará también en breve al mercado un nuevo desarrollo para automatizar con robots operaciones habituales del comercio como la gestión de pedidos, reposición de stock tanto en almacenes como en la propia tienda con el objetivo de conseguir entornos donde la convivencia entre robots y personas sea posible.

Investigación 3D-Coast

El grupo de empresas Sando probó a principios de año en la playa de Costacabana, (Almería), el uso de un láser-escáner (LiDAR) en una plataforma elevada, simulando su integración futura en un dron. Esta iniciativa se encuadra dentro del nuevo Estudio de Viabilidad Técnica, denominado 3D-Coast, con el que espera medir la utilidad de los sistemas LiDAR para la obtención de información en zonas de playa. En las pruebas realizadas se pretendía estudiar las características geométricas de los datos láser-escáner y su sincronización con los sistemas de posicionamiento basados en datos GPS e inerciales para su acoplamiento en drones.

SONY DSC

El Estudio de Viabilidad Técnica 3D-Coast recoge entre sus objetivos el desarrollo de metodologías para estudiar la erosión costera en las zonas arenosas y sus implicaciones en el medioambiente, turismo o la delimitación del Dominio Público Marítimo Terrestre.

Uno de los principales retos reside en el uso de este tipo de láser en zonas de playa y el empleo de dispositivos con un peso reducido para poder embarcarlos en drones. Mediante el 3D-Coast se podría obtener una cartografía de la zona litoral, controlar los desastres naturales como inundaciones o temporales marítimos, comprobar las obras de ingeniería ejecutadas en zonas costeras, detectar elementos esenciales para determinar la calidad turística de las playas o las certificaciones de Bandera Azul, u observar las repercusiones del calentamiento global y la subida del nivel del mar, entre otras.

Con ello, pretende ser la base para otros proyectos en los que se investigue el uso de drones vinculados a la construcción, el turismo o el medioambiente y supongan una solución rápida, económica y completa en la toma de datos.

En el estudio también participa la Universidad de Almería, la empresa tecnológica Nadir y cuenta con financiación de CTA.

Impulso a la bioeconomía

CTA es el único socio español que participa en el proyecto europeo Superbio, financiado en el marco del programa H2020 que, con un presupuesto de 3,35 millones en 30 meses, pretende impulsar y dinamizar en Europa el sector de la bioeconomía, un área de negocio emergente basada en el aprovechamiento biotecnológico de la materia orgánica renovable (biomasa) como alternativa más limpia y sostenible a la actual economía dependiente de los recursos fósiles.

En el proyecto, liderado por la entidad público-privada belga Ghent Bio-Economy Valley (GBEV), participan un total de 10 socios procedentes de seis países europeos y se incluyen también entidades y pymes de Bélgica, Polonia, Francia, Reino Unido y Alemania (la francesa TWB, las también belgas BBEPP y BiotechS, la polaca PTPB, las inglesas NNFCC y GJE y las alemanas NOVA y BCNP).

El proyecto debe conseguir consolidar al menos 10 nuevas cadenas de valor europeas multisectoriales y multinacionales en el ámbito de la bioeconomía y dar soporte al menos a 30 pymes no socias del proyecto facilitándoles servicios de apoyo a la innovación valorados en 1,8 millones de euros.

El nombre del proyecto, Superbio, procede del acrónimo de su título en inglés “SUpport and PartnERship for the development of multiple sustainable and market ready value chains in the BIO-based economy” o “Apoyo y colaboración para el desarrollo de cadenas de valor sostenibles y listas para el mercado de la Bioeconomía”.

 

ARTÍCULO INCLUIDO EN EL NÚMERO DE JULIO-AGOSTO DE LA REVISTA AGENDA DE LA EMPRESA. I+D+I: INVESTIGACIÓN, DESARROLLO E INNOVACIÓN