Uno de los resultados más decepcionantes de un proceso de selección es la renuncia del candidato al puesto después de haber invertido tiempo, presupuesto y dedicación a su contratación.

El proceso de integración es vital para conseguir una incorporación exitosa y generar el engagement del nuevo empleado. Una puesta en escena y una bienvenida adecuadas lograrán no sólo que permanezca en la empresa, sino que mantenga la ilusión con la que dijo sí a la oferta.

Por ello, la consultora Robert Walters proporciona 10 consejos básicos para atraer y retener nuevos empleados en la compañía:

1. El proceso de selección debe ser la herramienta para generar candidatos comprometidos con el proyecto de la compañía. Diséñalo de tal manera que provoque entusiasmo.

2. Procura que el equipo no tenga sobrecarga de trabajo o un exceso de compromisos profesionales durante sus primeros días. De esa forma, podrán resolver sus dudas al igual que proporcionarle una cálida bienvenida.

3. Asegúrate de que el equipo esté informado sobre el día de su incorporación. Es importante transmitir al equipo y al nuevo integrante que su llegada es importante.

4. Haz que surja en él/ella un sentimiento de pertenencia. Cualquier tipo de merchandising de la compañía o un libro de iniciación a la empresa siempre resulta un buen detalle de bienvenida.

5. Ayuda a que se sienta cómodo en su nuevo entorno y a estimular su productividad. Pregúntale sobre sus preferencias respecto a su lugar de trabajo e intenta en la medida de lo posible, tenerlas en cuenta y actuar en consecuencia.

6. El responsable de su proceso de selección tendrá que reservar tiempo para ayudarle en su proceso de incorporación. Será la persona idónea para presentarla al resto del equipo.

7. El resto del equipo deberá sacar asimismo tiempo para presentarse a su nuevo compañero. Es importante no descuidar este punto para evitar la sensación incómoda en él/ella de no saber a quién ha conocido ya, y a quién no.

8. Planifica y completa su agenda. Se sentirá útil y productivo si programas sus tareas durante los primeros días. Aprovecha que cuenta con una mayor disponibilidad para darle formación acerca de las funciones para las que no tenga experiencia previa.

9. Organiza una comida de equipo en su primer día. Es el perfecto escenario para facilitar su socialización. Un evento distendido como éste facilitará la familiarización del empleado/a con la cultura de la empresa y reducirá su ansiedad.

10. Aprovecha la energía propia del cambio de rutina. Asegúrate de que se sienta útil lo antes posible, evitando formaciones lentas y tediosas.