El estudio de calidad de servicio a clientes de junio de 2016 realizado por la consultora STIGA ha otorgado a Ibercaja una puntuación de 7,9 puntos sobre 10, frente al 7,1 de la media sectorial lo que la sitúa entre las tres primeras entidades financieras españolas (entidades domésticas con presencia nacional). Además, la evolución de la entidad en el primer semestre del año en este estudio es la mejor del sistema financiero español.

El análisis mide la experiencia que viven los clientes cuando acuden a una oficina bancaria a solucionar una necesidad financiera. Para ello, valora un total de 260 variables, agrupadas en cinco grandes bloques: rapidez, trato, explicación del producto, actuación comercial y entorno físico.

Entre las principales conclusiones del informe sobre Ibercaja, la claridad y personalización de la explicación del producto son dos de las variables mejor puntuadas y, en particular, la explicación del préstamo hipotecario es la que más positivamente ha evolucionado en los seis primeros meses del año.

El banco destaca también por el asesoramiento sobre el ahorro, valorando la profesionalidad y experiencia de la entidad en la gestión del ahorro, apostando por la transparencia y personalización para cada cliente. Ibercaja pone en valor haber sido la primera entidad financiera de España en certificar su servicio de asesoramiento y modelo de atención a clientes en banca personal de acuerdo a la norma ISO 22.222.

Otro punto fuerte que diferencia a Ibercaja sobre la media del resto de entidades analizadas es la acción comercial que evalúa, entre otras variables, la vinculación del cliente, el soporte escrito a la información facilitada y el proceso de despedida y cierre. En su valoración, Ibercaja es la que mejor ha evolucionado en los seis primeros meses del año.

El resultado del estudio refuerza la cercanía como valor diferencial de Ibercaja. Así, la valoración de los clientes sobre aspectos como la amabilidad y el tiempo dedicado en la atención recibida llevan a Ibercaja a la tercera posición en el ranking del trato al cliente, según concluye el análisis de la consultora.