EMPRESAS

Rumbo al mar

Iberdrola, 50 Hertz y Navantia han celebrado el acto de entrega de la subestación bautizada como Andalucía, destinada al parque eólico marino alemán de Iberdrola, Wikinger, cuyo presupuesto global asciende a 1.400 millones de euros, y que ha sido construida íntegramente en el astillero de Puerto Real (Cádiz) por Navantia.

foto_grupo_entrega_andaluci_aAl evento acudieron, entre otras muchas personalidades, el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete; el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; y el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta; así como la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ejerció como madrina.

La subestación Andalucía se convertirá en el corazón energético del parque eólico marino que Iberdrola promueve en el mar Báltico, ya que será la encargada de recoger toda la electricidad producida por sus aerogeneradores en alta mar, suficiente como para atender las necesidades de 350.000 hogares alemanes y evitar la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, y prepararla para su transmisión a tierra.

Se trata de una gran obra de ingeniería diseñada por Iberdrola para resistir las condiciones extremas climatológicas que tendrá que soportar y está formada por dos secciones, o superestructuras, que serán utilizadas por Iberdrola y 50Hertz, operador del sistema eléctrico en esa parte de Alemania. Es de destacar que unos 700 empleados han trabajado en este proyecto y que, gracias a esta iniciativa, Navantia ha entrado en un negocio de futuro como el de la energía eólica marina.